Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) La dirección de Sniace alcanza un preacuerdo laboral con los sindicatos

La dirección de Sniace ha alcanzado un preacuerdo laboral con los sindicatos, sujeto a ratificación por parte de los trabajadores y a la negociación del contenido del texto definitivo, según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Una vez el texto sea definitivo y refrendado, este preacuerdo sustituirá al acuerdo laboral que se alcanzó en la fase de concurso el 7 de octubre de 2014 y que ha sido readaptado a las necesidades y la situación actual del grupo.
Es necesario que este preacuerdo sea aprobado y presentado ante el Tribunal Supremo antes de que éste falle sobre la legalidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción de la plantilla de Sniace, ejecutado en septiembre de 2013, y posibilitar así la reversión de los despidos de 533 trabajadores.
Por ello, Sniace ha subrayado que las partes presentarán "a la mayor brevedad" el acuerdo transaccional definitivo para su homologación. Una vez que se firme, añade, "dejará sin efecto el conflicto colectivo planteado ante dicho órgano judicial".
Sniace y los sindicatos de la compañía llevan tiempo negociando la readaptación del acuerdo laboral de 2014 porque algunos de sus puntos no eran legales y estaban desactualizados.
Por otro lado, desde los sindicatos informan a Europa Press de que la mayoría del comité de empresa de Sniace en Torrelavega ha aceptado un acuerdo con la dirección de cara a la reapertura en septiembre de las factorías en la capital del Besaya, que ha sido considerado como "positivo" por los sindicatos y por la asamblea de trabajadores que lo refrendó esta media medianoche con 197 votos a favor, ninguno en contra y tres abstenciones.
El acuerdo contempla subsidios para los trabajadores de Viscocel de 575 euros y celulosa de 400 euros, así como el pago de la antigüedad mediante una cantidad fija, que será a final de año en 2016 y 2017 y mensual a partir de 2018, entre otras cuestiones.
Así lo ha informado a Europa Press el secretario del comité de empresa, Antonio Pérez Portilla, quien ha indicado que hoy pretenden cerrar el texto definitivo los abogados de las partes para poderlo firmar este jueves en el Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales, ORECLA, y remitirlo al Tribunal Supremo de cara a la reversión del ERE y el reinicio de la actividad en las fábricas de Torrelavega en septiembre.
Pérez Portilla ha explicado que los sindicatos han conseguido elevar de 42 a 57 los trabajadores mayores de 57 años que verán revertidos sus despidos mediante contratos relevo, algo que también ha calificado de "positivo".
Otra cuestión que ha suscitado la polémica es el futuro salario, puesto que el ERE no se convertirá en ERTE con lo que no hay un 'salario social' como tal. Se ha llegado al acuerdo de que los contratos temporales, de reducción de jornada, serán fijos. Se ha cifrado un salario de 400 euros para los trabajadores de celulosa y otro de 575 euros para los de Viscocel, que tardarán más tiempo en reincorporarse (unos nueve meses).
El secretario del comité ha subrayado que la cotización a Hacienda de la indemnización por despido está ocasionando "bastantes problemas" en la negociación puesto que el plazo de tres años para no declarar por ella se cumple el 23 de septiembre, de modo que "por 23 días van a tener que pagar" y es "un buen palo".
Ese es el motivo de que "a muchos trabajadores contratados en un primer momento no les interese hacer el contrato ya", ha explicado, en referencia fundamentalmente a los de celulosa, que serían los primeros en incorporarse a trabajar.
También hay trabajadores, sobre todo mayores, a los que puede interesar más percibir el subsidio por desempleo hasta el 23 de septiembre porque la cotización a la Seguridad Social es mayor "que si te contratan por una hora". "Aunque cobres los 400 euros mensuales, pueden estar cotizando por 70 euros", ha precisado.
"El que quiera cobrar los 400 euros, lo podrá hacer. Pero hay que pensar si merece la pena cobrar 400 euros y dejar el subsidio cuando la cotización a la Seguridad Social va a ser inferior; y si merece la pena cobrar los 400 euros si encima hay que pagar a Hacienda. Pero si alguien lo necesita, lo puede cobrar porque está", ha recalcado. "A partir de que la sentencia sea firme en el Supremo todo el mundo tendrá derecho a cobrar los 400 euros en un caso y los 575 en el otro", ha incidido.
Finalmente, en relación a la antigüedad, Pérez Portilla ha explicado que su pago "no está sujeto a condiciones" y se abonará una cantidad fija en diciembre (correspondiente a unos dos meses) y otra a final de 2017, que será mayor que la de este año, mientras que a partir de 2018 el pago será mensual en un plus aún por determinar.
El representante del comité ha insistido en que el pago de la antigüedad "no está sujeto a ninguna variable ni a que el acuerdo vaya bien, sino que es una cantidad fija, la que nos correspondía por antigüedad".