Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El paro baja en 69.000 personas en 2013 tras seis años al alza y se destruyen 198.900 empleos

La tasa de paro cierra el ejercicio por encima del 26% y la de actividad cae a su nivel más bajo desde el primer trimestre de 2008
El paro bajó en 69.000 personas en 2013 respecto a 2012, un 1,1% menos, registrando su primer descenso anual en siete años, lo que situó el número total de desempleados en 5.896.300 personas, su menor nivel desde el tercer trimestre de 2012.
Pese al descenso del paro en términos absolutos del paro, la tasa de desempleo escaló al cierre del año pasado hasta el 26,03%, porcentaje cinco centésimas superior al del tercer trimestre de 2013 y prácticamente similar al de cierre del año pasado (26,02%), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Con el descenso del paro logrado en 2013, se pone fin a seis años consecutivos de crecimientos del desempleo. En 2007, el paro se incrementó en 117.000 personas, en 2008 subió en 1.280.300 desempleados, en 2009 en 1.118.600 personas, en 2010 se incrementó en 370.100 personas, en 2011 subió en 577.000 desempleados, y en 2012 aumentó en casi 700.000 personas.
A esos 5,89 millones de parados reflejados por la EPA se llegó después de que el paro bajara en el último trimestre de 2013 en 8.400 desempleados (-0,1%), su primer descenso en este trimestre desde al año 2004.
SE DESTRUYEN 198.900 EMPLEOS.
En 2013, España volvió a destruir empleo por sexto año consecutivo, aunque el número de empleos peridos fue el menor desde 2008. Así, en 2013 se destruyeron 198.900 puestos de trabajo (-1,17%), frente a los 600.600 de 2012. El año 2009 fue el que registró la mayor caída de la ocupación, con más de 1,2 millones de puestos de trabajo perdidos.
De los 198.900 empleos destruidos el año pasado, 77.500 pertenecían al sector privado (-0,55%) y 121.400 al sector público (-4,1%), es decir, que seis de cada diez puestos de trabajo que desaparecieron el año pasado pertenecía al sector público, y cuatro de cada diez, al privado.
Es el tercer año consecutivo en el que el sector público destruye puestos de trabajo, aunque en 2013 la pérdida de empleos es casi la mitad de la registrada en 2012, cuando el empleo público descendió en 218.900 puestos de trabajo.
En el último trimestre de 2013, el número de ocupados se redujo en 65.000 personas (-0,4%), cerrándose el ejercicio con 16.758.200 ocupados. Del total de empleos perdidos entre octubre y diciembre del año pasado, 34.800 correspondieron al sector público (-1,2%) y 30.200 al sector privado (-0,22%).
En términos cuantitativos, la destrucción de empleo afectó el año pasado más a los extranjeros que a los españoles. En concreto, los extranjeros redujeron su ocupación en 109.000 personas (-5,1%), frente a los 89.900 empleos que perdieron los trabajadores nacionales (-0,6%) el año pasado.
FUERTE DESCENSO DE LOS ACTIVOS.
Por su parte, el número de activos se redujo en 267.900 personas en 2013, un 1,17% respecto a 2012, con lo que la población activa en España quedó constituida por 22.654.500 personas.
En el último trimestre del año pasado, el volumen de activos se redujo en 73.400 personas (-0,3%), situándose la tasa de actividad en el 59,43%la más baja desde el primer trimestre de 2008.
TODA EL DESCENSO DEL PARO, PARA LOS VARONES.
Durante el pasado año, el desempleo aumentó entre las mujeres y bajó entre los hombres. De esta forma, el paro femenino creció en 18.200 personas (+0,6%), mientras que el masculino descendió en 87.300 personas (-2,7%). Con estos4 datos, la tasa de paro masculina se situó en el 25,31% y la femenina en el 26,87%, dos décimas menos en el caso de los hombres que en el tercer trimestre de 2013, y tres décimas más en el caso de las mujeres.
Desagregando los datos por nacionalidades, el paro de los españoles descendió en 2013 en 9.600 personas (-0,2%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo bajaron en 59.500 personas (-4,9%), concentrando este colectivo el 86% del descenso anual del desempleo. La tasa de paro de los españoles se situó así en el 24,3%, una décima más que en el tercer trimestre, mientras que la de los extranjeros bajó dos décimas, hasta el 36,60%.
CUATRO SECTORES RECORTARON EL PARO EN 2013.
Por sectores, el desempleo aumentó en 2013 en dos de los seis sectores recogidos en la EPA. Donde más se incrementó el paro en valores absolutos fue en el colectivo de parados de larga duración (más de un año en desempleo), con 163.700 parados más el pasado año (+5,9%), seguido de los que buscan su primer empleo, con 88.700 parados más (+18,2%).
Entre los descensos, el más significativo en términos absolutos lo registró el sector servicios, con 163.000 parados menos en 2013 (-9,4%), seguido de la construcción, donde el paro bajó en 86.400 personas (-22,3%); la industria, con 53.100 desempleados menos (-18%), y la agricultura, donde el paro cayó en 19.000 personas (-7,1%).
Por otro lado, el descenso de la ocupación registrado en 2013 afectó en mayor medida a los hombres. Así, mientras que las mujeres perdieron 74.400 puestos de trabajo el año pasado (-0,96%), los varones perdieron 124.500 empleos, con un descenso porcentual del 1,3%.
También la caída de la actividad se dejó sentir principalmente entre los hombres. Al finalizar 2013, había 56.100 mujeres menos que en 2012 en disposición de trabajar (-0,5%), con lo que la tasa de actividad femenina se situó en el 53,31%, una décima menos que en 2012. Entre los hombres, la actividad bajó en 211.800 personas durante el pasado ejercicio, un 1,7%, hasta situarse su tasa en el 65,90%, seis décimas menos que a cierre de 2012.
SÓLO LA AGRICULTURA CREÓ EMPLEO EL AÑO PASADO.
La destrucción de empleo en 2013 afectó a todos los sectores, menos a la agricultura, que creó 6.800 puestos de trabajo, un 0,9% más que en 2012. Entre los descensos, el mayor se lo anotó la industria, que perdió 109.300 puestos de trabajo el año pasado (-4,6%), mientras que la construcción destruyó 95.500 ocupaciones (-8,9%) y los servicios perdieron 900 empleos (-0,01%).
En 2013, el número de asalariados disminuyó en 188.200 personas (-1,3%), todos ellos con contrato indefinido, ya que los asalariados temporales aumentaron en 81.300 respecto a 2012 (+2,5%), frente a un descenso de los indefinidos de 269.500 (-2,5%). En el último trimestre del año pasado, los asalariados indefinidos aumentaron en 45.600, un 0,4% respecto al trimestre anterior, en tanto que los temporales descendieron en 56.000 (-1,7%), situándose la tasa de temporalidad en el 23,92%, casi cuatro décimas por debajo de la del tercer trimestre de 2013.
Todo el empleo destruido el pasado año fue a tiempo completo (-339.300), un 2,3% menos, frente a la creación de 140.400 empleos a tiempo parcial (+5,4%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia descendieron el pasado año en 9.000 personas (-0,3%), lo que situó el número total de empleados por cuenta propia en 3.013.000 personas.