Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Los propietarios que vendieron su vivienda en 2015 tuvieron que rebajarla una media del 14%

El 91% de los propietarios que alquiló el año pasado lo hizo en cuatro meses
Los propietarios que vendieron su vivienda en España en 2015 tuvieron que rebajar de media un 14% el precio inicial, lo que supone una disminución media de 33.400 euros, un 1% menos respecto al 15% del año anterior, según se desprende de la sexta edición de la encuesta 'Experiencia de venta de vivienda de los españoles en 2015', realizada por el portal inmobiliario Fotocasa.
El porcentaje de la rebaja aplicada por los propietarios en el precio inicial ha ido disminuyendo desde su máximo en 2012, cuando tuvieron que acometer una disminución del precio del 27% para poder cerrar la venta de una vivienda.
El informe revela que el 36% de los propietarios que puso su piso en veta en 2015 lo consiguió vender, una cifra superior a la registrada en 2014, cuando el 28% de los propietarios pudo cerrar la transacción.
De promedio, estos propietarios tardaron en vender su vivienda 10,6 meses, lo que supone un mes menos que el ejercicio anterior, y destaca el 44% de los propietarios que consiguió vender su vivienda en menos de seis meses. Un 25% tardó entre 7 y 12 meses, un 16% entre 13 y 24 meses y el 15% restante se demoró más de dos años para cerrar la transacción.
Por tipo de vivienda, un 46% puso a la venta su vivienda habitual, seguido de segunda residencia (22%), y viviendas recibidas en herencia (18%). Por tipología, un 52% fueron pisos, un 19% casas, un 7% apartamentos, un 4% dúplex, y el 4% restante áticos.
RESISTENCIA A BAJAR EL PRECIO.
La encuesta de fotocasa refleja que el 64% de los propietarios no consiguió vender su vivienda el año pasado y lleva intentándolo una media de 14 meses, sin embargo, el 66% de los propietarios que no ha vendido ha bajado el precio y lo ha hecho una media del 14% respecto al precio de salida. Esto se traduce en una rebaja de 32.797 euros de media, solo 676 euros menos que la disminución de los que sí consiguieron vender su vivienda.
Por ello, la responsable de Estudios de fotocasa, Beatriz, Toribio explicó en la rueda de prensa de presentación de estudio que el precio "no siempre es garantía para vender", ya que, aunque es uno de los factores que más influyen también se tienen muy en cuenta otros como la ubicación o las características de la vivienda.
En esta línea, Toribio destacó que en España hay una "fuerte resistencia" a bajar el precio de los inmueble, ya que un 52% de los propietarios que no ha vendido su vivienda y no ha acometido rebajas respecto al precio inicial, asegura que no está dispuesto a hacerlo. "No hay tanta urgencia por vender como en los años anteriores de la crisis y está calando el mensaje de que el mercado inmobiliario y los precios se están recuperando". "Mucha gente prefiere esperar", ha explicado Toribio.
SE ALQUILA EN CUATRO MESES.
Por su parte, el 'Estudio sobre la experiencia de alquiler de vivienda de los españoles en 2015' muestra que el 91% de los propietarios que alquiló en 2015 lo hizo en cuatro meses. En concreto, el 91% lo logró alquilar en menos de medio año, un 6% lo hizo entre 7 y 12 meses, un 2% entre 13 y 24 meses y solo un 1% tardó más de dos años en poder arrendar su vivienda.
Toribio ha destacado el "gran dinamismo" del mercado del alquiler en la actualidad, y el aumento del número de personas que deciden compartir piso por sus condiciones económicas, lo que está haciendo que se pierda esa idea generalizada de que con un alquiler "se tira el dinero".
La encuesta sobre el alquiler revela que el 41% de los propietarios que alquiló en 2015 tuvo que rebajar el precio inicial del alquiler y lo hizo una media del 9%, unos 72 euros menos respecto al precio inicial. De las viviendas puestas en alquiler, un 29% eran viviendas habituales, seguido de segunda residencia (34%) y viviendas recibidas en herencia (15%).
Al igual que sucede con las ventas, también se constata una resistencia a bajar el precio inicial del alquiler, ya que solo un 47% de los que todavía no han alquilado su piso estaría dispuesto a bajar el precio y lo haría una media de 109 euros, lo que supone una rebaja del 7% respecto al precio inicial.
El año pasado, del 12% de los usuarios no logró alquilar su vivienda, un 38% bajó el precio un 11%, lo que supone una rebaja de 91 euros, un importe superior a lo que bajaron los que sí lograron alquilar (72 euros).
PERSPECTIVAS.
En cuanto a las perspectivas, la responsable de Estudios de fotocasa ha hecho hincapié en la importancia del contexto económico nacional e internacional, y la repercusión de la incertidumbre política, para la estabilización del mercado inmobiliario. De hecho, a finales de año se registró un "frenazo" en la actividad inmobiliaria, aunque en enero y febrero ya volvió el interés.
Toribio ha augurado que si se concreta el panorama político y se mantiene la situación económica, el mercado no registrará "grandes repuntes", pero sí mejorará "un poquito" la compraventa respecto al 2015 y continuará la estabilización de precios, al tiempo que habrá una "gran demanda" en alquiler.
"Va a ser difícil ver porcentajes y volúmenes de antes de la crisis", ha afirmado Toribio, quien ha indicado que a pesar de la vuelta del crédito y la caída de un 45% del precio de la vivienda respecto a antes de la crisis, los bancos ya no dan crédito con tanta "alegría" y la gente es consciente de que "la vivienda no siempre se va a revalorizar".