Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.2) El Tesoro coloca 3.455 millones y vuelve a ofrecer tipos negativos en la referencia ligada al IPC

El Tesoro Público ha colocado 3.454,6 millones de euros en una subasta de bonos y obligaciones y ha vuelto a ofrecer tipos negativos a los inversores en la referencia ligada a la inflación europea.
De esta forma, el organismo se ha quedado en la parte media del rango, puesto que esperaba captar entre 2.750 y 4.250 millones. La demanda, por su parte, ha superado los 7.538 millones.
En concreto, el Tesoro esperaba captar entre 250 y 750 millones en bonos a 5 años ligados a la inflación europea y finalmente ha vendido 675 millones. Se trata de una referencia con cupón del 0,55% y vencimiento a 30 de noviembre de 2019, que ha registrado una demanda que ha superado los 1.930 millones, 2,9 veces lo vendido.
Los intereses de este papel han vuelto a situarse en terreno negativo, aunque algo menos que la última vez que se subastó (noviembre de 2015). En concreto, el tipo medio ha pasado del -0,251% al -0,096% y el marginal del -0,200% al -0,080%.
Por otro lado, el Tesoro ha colocado 2.780 millones en otra subasta de bonos y obligaciones, en la que esperaba captar entre 2.500 y 3.500 millones. En este caso, la demanda ha superado los 5.600 millones, el doble de lo emitido.
En concreto, el organismo ha emitido 2.188,99 millones de los 4.063 millones pedidos por los inversores en obligaciones a 10 años con cupón del 1,95% y vida a 30 de abril de 2026. De hecho, la demanda ha superado en 1,9 veces lo vendido.
El interés medio de este papel se ha situado en el 1,694% y el marginal en el 1,717%. Ésta referencia se sacó al mercado el pasado mes de enero en una emisión sindicada en la que el Tesoro colocó 9.000 millones, con una rentabilidad del 1,986%.
Finalmente, el Tesoro ha vendido 590,61 millones de los 1.545 solicitados por el mercado en obligaciones con cupón del 4,20% y vencimiento a 31 de enero de 2037. Así, la demanda ha superado en 2,6 veces lo vendido.
En este caso, el tipo medio se ha situado en el 2,614% y el marginal en el 2,629%. La última vez que el organismo sacó al mercado esta misma referencia fue en enero de 2015, cuando ofreció unas rentabilidades próximas al 2,7%.
Desde comienzo de año el Tesoro ha captado 22.900 de euros, un 18,3% de la previsión de emisión a medio y largo plazo (125.300 millones de euros) para el conjunto del año. El coste medio de la deuda del Estado a la emisión se situó en el 0,94% a cierre de enero de 2016, frente al 0,84% de diciembre de 2015. La vida media de la deuda en circulación a esa fecha era de 6,55 años, superior a los 6,45 años al cierre de 2015.