Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) Globalvía recibe 400 millones al vender convertibles a fondos de Canadá y Holanda

Globalvía recibirá una inyección de capital de 400 millones de euros de dos fondos de pensiones de Holanda y Canadá, que han adquirido unos instrumentos que podrán convertir en acciones de la compañía en un plazo de cinco años, según informó el grupo de concesiones de FCC y Bankia.
El importe inicialmente comprometido puede ampliarse hasta 750 millones de euros, bien porque estos dos fondos decidan aumentar su aportación o por la entrada de un tercer inversor.
Los dos fondos que aportarán recursos a Globalvía con la intención de entrar en su capital son el holandés PGGM y el canadiense OPTrust.
Globalvía destinará estos recursos financieros a "abrir una nueva etapa de crecimiento y expansión internacional", en la que prevé incrementar su actual cartera de proyectos con nuevas concesiones de carreteras y ferrocarriles.
Con esta operación, Globalvía cumple uno de los objetivos de medio plazo que se fijó en el momento de su constitución, consistente en la entrada de nuevos socios.
Tal como estaba previsto, la inyección de capital se realizará en la filial que Globalvía ha constituido con todas las concesiones, salvo las que considera no estratégicas y disponibles para la venta. Tampoco figuran las participaciones en las autopistas españolas que estuvieron en riesgo de quiebra.
En concreto, no forman parte de la operación la participación del 10% que Globalvía tiene en la R-2 de Madrid, el 20% de Accesos de Madrid (radiales R-3 y R-5), el 25% de la cincunvalación de Alicante y el 30% de la Cartagena-Vera.
El presidente de Globalvía, Juan Béjar, destacó en un comunicado que la apertura de la sociedad a nuevos inversores y accionistas es "un paso lógico en un negocio que es intensivo en sus requerimientos de capital y supone un respaldo imprescindible a este proyecto empresarial".
"Los fondos de pensiones son los inversores ideales para el negocio de la infraestructuras por su estrategia y visión a largo plazo", añadió el primer ejecutivo de la compañía de FCC y Bankia, que ha contado en la operación con el asesoramiento legal y financiero de Hogan Lowells, JP Morgan y Macquarie.
La compañía cuenta actualmente con una cartera de 38 proyectos de infraestructuras entre carreteras, ferrocarriles, puertos, aeropuertos y hospitales, lo que, según la publicación especializada PWF, le sitúa en el segundo grupo mundial del sector. La firma cerró 2010 con una facturación de 183,4 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 11,8 millones.