Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) Goirigolzarri ve "sentido" a una fusión de Bankia con BMN porque son bancos "complementarios"

Advierte sobre los riesgos de una banca pública y comparte que se estudie alargar el plazo de privatización de la entidad
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado que una eventual fusión con BMN tendría "sentido industrial" y desde un punto de vista de negocio, al considerar que ambos bancos son "complementarios" por su red de distribución.
"Sin haber visto ningún número, porque no toca, sí tiene sentido (una fusión entre Bankia y BMN). Tiene un sentido industrial bastante claro", ha afirmado Goirigolzarri durante los cursos de verano organizados por la APIE en la UIMP. El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), controla alrededor de un 65% tanto de Bankia como de BMN.
No obstante, el presidente de Bankia ha matizado que estudiar este tipo de operaciones está aún "muy lejos" y ha recordado que la Comisión Europea no permite al banco nacionalizado adquirir entidades hasta junio de 2017. Eso sí, ha anticipado que cualquier operación corporativa debe respetar los intereses de los accionistas minoritarios de ambas entidades.
Precisamente, Goirigolzarri no ha atisbado fusiones en el corto plazo y las ha aplazado hasta unos tres años, al tiempo que ha puesto de manifiesto las "dificultades" que conllevan las integraciones. "Las fusiones no son un antídoto ante los problemas de solvencia", ha advertido. En este sentido, ha enfatizado que las consolidaciones tienen riesgos de ejecución y resultan "muy complejas" de gestionar. "Hablar de fusiones es un tema complejo. No me parece tan evidente", ha ahondado.
Goirigolzarri ha aprovechado además para advertir de los riesgos de una banca pública, al afirmar que no conoce ningún banco público que sea "sostenible", y ha advertido de que utilizar entidades para generar mayor crédito como elemento "contracíclico" siempre ha conducido a crisis financieras.
En este sentido, se ha declarado "sorprendido" por la "poca memoria" sobre el pasado, al asegurar que cuando llegó al banco, en mayo de 2012, se encontró un "concepto" de banca pública en BFA, matriz de Bankia que también preside. Goirigolzarri ha subrayado que el consejo de administración de BFA estaba representado por partidos políticos, sindicatos y patronales. "Creo que es evidente a dónde nos llevó ese problema", ha lamentado.
El presidente de Bankia ha vinculado la devolución de los casi 22.500 millones de ayudas públicas inyectados en la entidad al "momento y forma" de su privatización, al tiempo que ha considerado que tiene sentido estudiar alargar el plazo para la salida del Estado del capital, fijada por ley el 31 de diciembre de 2017. "La aspiración de Bankia es dejarnos la piel con la idea de devolver las ayudas públicas", ha garantizado.
Al respecto, ha admitido que privatizar la entidad en la actualidad implicaría perder una cantidad "significativa" de las ayudas ante el valor actual en el mercado. "No es la manera más inteligente", ha apuntado, al tiempo que ha abogado por una privatización similar a la de Argentaria.
NO HAN RECIBIDO LA DEMANDA DE IBERDROLA.
Goirigolzarri, quien ha afirmado que la entidad aún no ha recibido oficialmente la demanda de Iberdrola por su inversión en la salida a Bolsa en 2011, ha defendido la gestión de la entidad y ha avisado de que la alternativa al rescate de Bankia habría sido la inyección de unos 60.000 millones para cubrir los depósitos de hasta 100.000 millones garantizados.
Preguntado por si continuaría al frente de la entidad si llegan al Gobierno partidos como Podemos, que propone un modelo de banca pública, el presidente de Bankia ha reafirmado que el equipo gestor de Bankia está comprometido con el actual proyecto, que tiene un mandato "claro": una gestión profesional sin injerencias políticas para crear valor y devolver las ayudas públicas. Bankia ha devuelto 1.627 millones tras la venta de un 7,5% de la participación del FROB y el reparto de los dos primeros dividendos en la historia de la entidad.
EN CONTRA DEL BREXIT.
"Si ese mandato se modifica, ya veremos", se ha limitado a señalar, para después insistir en que tomará una decisión en función de si llegan a materializarse o no dichas hipótesis. "Si no llega (esa hipótesis de Podemos en el Gobierno), no hay que tomar ninguna decisión", ha reflexionado.
Por último, Goirigolzarri ha dado por zanjado el "grueso" del ajuste de plantillas y oficinas en el sector bancario y ha avisado de que el Brexit sería una "muy mala" noticia para el Reino Unido y para Europa, tanto desde el punto de vista económico como político. "Me encantaría que Reino Unido se mantuviera en la UE", ha defendido.