Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) Puig ganó 176 millones en 2013, un 2% más

En 2020 quiere alcanzar una cuota de mercado del 12% en perfumería para entrar en el top 3 mundial
La firma de moda y fragancias Puig registró un beneficio de 176 millones de euros en 2013, un 2% más, y unas ventas de 1.499 millones, un 1% más, ha avanzado este lunes el presidente de Puig, Marc Puig, con motivo de la inauguración de su nueva sede corporativa en la plaza Europa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) en el que es el año del centenario de la compañía.
En rueda de prensa, Puig ha reconocido que 2013 ha sido un año "más complicado" de lo que pensaban e influido por la devaluación de la moneda de mercados emergentes respecto al euro, aunque la firma ha logrado mantener la sexta posición mundial en perfumería selectiva y aumentar su cuota de mercado del 8,1% al 8,6%, según datos de elaboración propia.
Actualmente, Puig genera el 86% de su negocio fuera de España --el 48% en países emergentes, es decir, de fuera de la UE y Norte América-- y vende sus productos en más de 140 países con filiales propias en 21; cerró 2013 con 4.204 empleados (el 40% en España) y fabrica el 67% de sus productos en España y el 31% en Francia.
Como objetivos de futuro, el presidente de la compañía ha anunciado que para 2020 se han fijado la meta de alcanzar un 12% de cuota de mercado internacional en perfumería para situarse entre las tres primeras marcas del mundo.
"Queremos ser un grupo propietario de marcas de lujo reconocido internacionalmente, manteniendo el modelo híbrido de fragancias y moda y con equilibrio de marcas propias y licenciadas", ha expuesto.
Tras las adquisiciones de otras compañías en los últimos años, ha augurado "más complicado" seguir comprando y ha señalado que ahora no hay nada sobre la mesa, aunque el objetivo de crecer contempla que pueda ser tanto orgánicamente como inorgánicamente, y manteniendo la apuesta por los mercados emergentes.
Ha señalado la importancia de Latinoamérica para el grupo, y sobre España, donde el mercado llevaba unos años decreciendo, ha apuntado que desde Navidad y en lo que va de este 2014 se están registrando "tendencias positivas".
Asimismo, desde hace un año y medio, Puig trabaja en la apertura de una filial comercial en Arabia Saudí, que todavía está en trámite por las dificultades administrativas del país, ha explicado Puig.
Hasta 2020, Puig también cuenta con un nuevo plan de sostenibilidad que incluye minimizar residuos y reutilizar agua, y su nueva sede, diseñada por el arquitecto español Rafael Moneo y el estudio GCA Arquitectos, es el noveno edificio de oficinas de España con la calificación Leed oro.
Puig trasladará al personal al nuevo edificio de L'Hospitalet la próxima semana, y dejará vacíos los dos de propiedad que tiene en Barcelona: uno en Travessera de Gràcia --donde se instaló la primera fábrica de Puig-- y el otro en la calle Mallorca --sede histórica de Mirurgia--.
"No hay prisa por ver qué va a ocurrir con ellos, quedarán vacíos a partir de la semana que viene. Tenemos confianza en que el mercado de oficinas se irá recuperando, y cuando encontremos una oportunidad que nos encaje la ejercitaremos", ha afirmado Puig.