Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) Sebastián pide compensar las medidas de la UE con una política "menos rígida del BCE"

Reclama "una mayor armonización fiscal" y "capacidad" de las autoridades de la UE sobre la política de los Estados miembros
El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha afirmado que si las medidas adoptadas este miércoles por los líderes de la UE tienen "un componente procíclico", éste "debe ser compensado" con "una política menos rígida del BCE" y un uso "más decidido y flexible" del Fondo de Estabilidad Financiera (FEF).
Además, ha apostado por "una mayor armonización fiscal" de los países y porque se dote a la autoridad europea de "cierta capacidad sobre la política fiscal de los Estados miembros", ya que "la simple coordinación se ha mostrado insuficiente".
Durante su intervención en la sesión inaugural del VII Congreso de Directivo CEDE que hasta el viernes se desarrolla en Bilbao, el titular de la cartera de Industria ha llamado a "concentrarse" para resolver "la encrucijada" en la que se encuentra Europa.
Para ello, según ha dicho, hacen falta "reglas y reformas a largo plazo", pero también "medidas contracíclicas". En este punto, ha recordado que, "para bien o para mal", la UE ha optado por no utilizar la política fiscal "como herramienta anticíclica".
También ha puntualizado que mientras algunos países, como España, carecen de "margen de maniobra fiscal", otros "que sí la tienen", porque disfrutan de unos tipos de interés reales negativos, "no están dispuestos a utilizarla".
"Tampoco parece que la Zona Euro esté optando especialmente por una política monetaria contracíclica, al estar excesivamente centrada en los ya desfasados estatutos del Banco Central Europeo, en un objetivo de inflación, probablemente demasiado bajo para los actuales niveles de endeudamiento europeo", ha proseguido.
Sebastián considera que, por ello, el debate "se centra ahora en las medidas regulatorias y en las impositivas". "Deberíamos ser capaces de diseñar medidas regulatorias que tengan un carácter anticíclico o, al menos, que no tengan un efecto procíclico en la situación actual", ha indicado.
Según ha señalado, esto debe ser tenido en cuenta tanto por las medidas de recapitalización como las propuestas electorales sobre el sistema financiero formuladas por los diferentes partidos políticos".
En este sentido, ha indicado que "si las medidas tomadas ayer" en la cumbre europea tienen un componente procíclico, éste debe ser compensado ya con una política menos rígida del BCE y con un uso más decidido y más flexible del Fondo de Estabilidad Financiera", ha dicho.
No obstante, ha deseado que las decisiones tomadas esta pasada madrugada "sirvan no sólo para apuntalar, sino para fortalecer Europa". "Hay muchas cosas en juego en esta crisis, pero la mas importante es el proyecto europeo", ha argumentado.
"Es imprescindible para nuestro país que Europa consiga salir de la encrucijada en la que está metida. Sólo así, los esfuerzos y sacrificios que tenemos que seguir haciendo en España, que serán muchos, podrán convertirse, en el futuro, en frutos y beneficios", ha aseverado.
CRÍTICAS.
El ministro ha considerado "evidente" que las instituciones europeas "no han estado a la altura de las circunstancias a la hora de afrontar la actual recesión, "pues no han sido todo lo ágiles, decididas y contundentes" que requería la situación.
A su juicio, la unión monetaria está "condenada al fracaso" si no se acompaña de "una unión fiscal". "Ellos pasa por la existencia de eurobonos, pero también de una mayor armonización fiscal y por una autoridad europea con cierta capacidad sobre la política fiscal de los Estados miembros, porque la simple coordinación se ha mostrado insuficiente", ha puntualizado.
También ha aclarado que, en esa unión monetaria los déficits exteriores de cada país miembro "no son irrelevantes". "Es tan importante tener una balanza de pagos equilibrada como tener unas cuentas públicas saneadas si se quiere evitar una fuerte dependencia financiera del exterior como la que estamos sufriendo", ha señalado.
Sebastián ha aprovechado su presencia en el Congreso para felicitarse por la consecución del mayor contrato, en el extranjero, ganado por un consorcio español, en alusión al AVE de La Meca a Medina.