Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) La filial de renovables de EDP triplicó su beneficio hasta septiembre, con 63 millones

EDP Renováveis obtuvo un beneficio neto de 63 millones de euros en los nueve primeros meses del año, cifra que casi triplicó el resultado registrado por la compañía en el mismo periodo del año pasado (22 millones de euros).
Según ha explicado la filial de renovables de la eléctrica portuguesa EDP en un comunicado, este repunte de su beneficio se vio favorecido por el "fuerte crecimiento operativo" y por la mayor vida útil de los activos.
Los ingresos de EDP Renováveis alcanzaron los 769 millones de euros en el periodo enero-septiembre, con un repunte del 16% sobre el mismo periodo de 2010, gracias al "fuerte crecimiento" de la producción eléctrica en Estados Unidos y Europa y a un "excelente" factor de carga.
Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la filial de energías renovables de EDP creció un 16% en los nueve primeros meses, hasta situarse en 548 millones de euros, mientras que el flujo de caja de explotación de la compañía aumentó un 25% hasta septiembre y se situó en 491 millones de euros.
SU PRODUCCIÓN ELÉCTRICA CRECE UN 22%.
La filial de energías renovables de EDP prevé que el flujo de caja de explotación siga creciendo, de la mano del capital invertido en proyectos con visibilidad a largo plazo, precios por encima de la media y buenos factores de carga.
Entre enero y septiembre, la producción eléctrica de EDP Renováveis se elevó un 22% y su capacidad instalada se incrementó en 604 megavatios (MW).
Con respecto al mismo periodo del año anterior, EDP Renováveis mantuvo los factores de carga en toda su red en el 28%, "uno de los más altos del sector". Por mercados geográficos, los factores de carga se situaron en el 25% en Europa, el 31% en Estados Unidos y el 34% en Brasil.