Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazan el inicio de la huelga indefinida por la capacidad de movimiento respecto a subida sueldo

El responsable del metal de CIG, Antolín Alcántara (c), tras recibir en la cara el impacto de una pelota de goma lanzada por la Policía Nacional, durante los enfrentamientos registrados entre huelguistas trabajadores del metal y antidisturbios en Vigo. EFE/Archivotelecinco.es
Los portavoces sindicales de CIG, CCOO y UGT y los de la patronal han acordado hoy conjuntamente aplazar el inicio de la huelga indefinida prevista para el miércoles en el sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra por entender que hay "capacidad de movimiento" en cuanto al incremento salarial, el principal escollo de la negociación del convenio colectivo.
Tras seis horas de reunión en el edificio administrativo de la Xunta en Vigo, los mediadores de la Xunta lograron elaborar un comunicado conjunto, el primero desde que comenzó este conflicto laboral hace ahora más de tres meses.
El comunicado conjunto, difundido a los periodistas, dice que los portavoces de la comisión negociadora del metal han acordado unas "nuevas bases técnicas" para la solución del conflicto.
Dichas bases se traducen en una vigencia del convenio colectivo de dos años y en la regulación de la jornada laboral se hará en base al documento ya elaborado el pasado mes de mayo en la sede de la Inspección de Trabajo.
En cuanto al incremento salarial, sindicatos y patronal "reconocen a efectos salariales capacidad de movimiento" respecto de las cantidades globales habladas a lo largo de las anteriores reuniones para toda la vigencia del convenio, aunque no especifican a qué subidas concretas se refieren.
Con este documento conjunto se aplaza también el comienzo de la huelga indefinida prevista para el miércoles, 10 de junio, con la intención de alcanzar un "mayor espacio temporal" de negociación continuado tanto el martes como ese mismo miércoles.
En declaraciones a los periodistas, el portavoz de los empresarios, Enrique Mallón, reconoció la "voluntad" de las dos partes para acercar posturas y tratar de poner fin a este conflicto que llevó a cientos de trabajadores de la provincia de Pontevedra a secundar seis jornadas de huelga.
Para Mallón, el documento conjunto refleja esos posibles movimientos en el incremento salarial y se congratuló de que, al menos, haya quedado aplazada lo que iba a ser la primera jornada de huelga indefinida.
Por su parte, los portavoces sindicales indicaron que se trata de una propuesta "sincera" para tratar de abrir un escenario de acuerdo en esta negociación.
Pese a ser un "avance pequeño", indicaron los sindicatos, se ve claramente "voluntad" de alcanzar un acuerdo.
Desde que se inició la negociación del convenio colectivo del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra es la primera vez que las partes elaboran un documento conjunto y, por tanto, la primera vez que las posturas comienzan a estar más próximas.
Este acuerdo llega después de las dos últimas jornadas de huelga en las que Vigo vivió graves enfrentamientos entre los trabajadores y los antidisturbios, en la que resultaron heridos más de una veintena de personas, no sólo trabajadores y policías, también periodistas y viandantes en general.