Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ArcelorMittal espera el acuerdo con el Gobierno vasco para reabrir la acería de Sestao en julio

Cree "firmemente" que el plan es el único viable para que la planta pueda retomar la actividad productiva y "superar su situación de pérdidas"
La dirección de ArcelorMittal ha afirmado que, tras el apoyo de la plantilla de ACB a su plan para la acería, están a la espera de poder alcanzar un acuerdo con el Gobierno vasco para poder reabrir la planta vizcaína a mediados de julio.
En un comunicado, el fabricante de acero se ha referido al resultado de la asamblea de trabajadores que, con 143 votos a favor, 127 en contra y 12 abstenciones, han respaldado el plan presentado por la empresa.
La dirección de ArcelorMittal ha destacado que su plan de negocio para poder reanudar las operaciones en Sestao ha sido aprobado por la asamblea de trabajadores y que, por tanto, ahora está pendiente de "alcanzar el acuerdo necesario" con el Gobierno vasco.
En ese sentido, ha asegurado que, en línea con lo establecido en el Plan, la planta de Sestao, en parada temporal indefinida desde febrero de 2016 por las "extremadamente adversas condiciones del mercado", reanudaría su actividad a mediados del mes de julio, "una vez alcanzado dicho acuerdo" con el Gobierno vasco. En concreto, está prevista una producción de aproximadamente 12.000 toneladas al mes de productos de alto valor añadido.
OPTIMIZAR
Según ha precisado, la planta trabajará solamente en fines de semana para poder optimizar su coste de energía eléctrica y "así poder obtener un margen bruto de explotación positivo", teniendo en cuenta las circunstancias del mercado, que continúan "siendo muy difíciles".
La dirección de Arcelor ha indicado que, a pesar de que el Plan supondría una reducción de la plantilla "necesaria", acogiéndose el personal restante al Expediente de Regulación Temporal de Empleo, la compañía cree "firmemente" que el Plan presentado es el único viable para que la planta pueda retomar la actividad productiva y "superar su situación de pérdidas".