Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ArcelorMittal sigue penalizada por la sobrecapacidad del sector y el bajo precio del acero, según Norbolsa

ArcelorMittal continúa penalizada por la sobrecapacidad del sector y el bajo precio del hierro y del acero, según indican los analistas de Norbolsa en su último informe sobre la empresa.
En el cuarto trimestre de 2015, la compañía presentó unas pérdidas de 6.686 millones de dólares, por encima de las esperadas por el consenso, tras realizar una provisión por deterioro de activos de 4.718 millones de dólares y registrar una carga excepcional 909 millones de dólares principalmente por depreciación de inventarios.
Durante la presentación de los resultados, ArcelorMittal anunció la reducción de 4.000 millones de dólares de deuda mediante una ampliación de capital de 3.000 millones de dólares y la venta de su participación del 35% en Gestamp por 1.000 millones de dólares, lo que, a juicio de Norbolsa, "despeja ciertas dudas sobre la situación financiera de ArcelorMittal y dota a la compañía de flexibilidad para poder hacer frente a sus vencimientos".
ArcelorMittal, bajo el supuesto de ausencia de recuperación en los diferenciales del acero o en el precio de las materias primas, fija un objetivo de generación de Ebitda de 85 dólares por tonelada en 2020. El plan estratégico 2020 de la compañía pretende en este periodo conseguir una mejora estructural de EBITDA cercana a los 3.000 millones de dólares.
De cara a 2016, asumiendo la persistencia de las condiciones actuales de mercado, la compañía podría alcanzar un Ebitda superior a los 4.500 millones de dólares, según Norbolsa. La reducción de capex, la suspensión del dividendo y la reducción de los costes financieros posibilitan a ArcelorMittal reducir hasta los 4.500 millones sus necesidades anuales de caja, "lo que sitúa a la compañía en su breakeven de generación de FCF, aportando un margen insuficiente para garantizar la neutralidad de caja dado el repunte de riesgos macro", señala la firma de analistas.
Considerando el 'guidance' de 2016 como alcanzable y asumiendo un descuento del 30% en el precio de suscripción de la ampliación de capital, Norbolsa fija un precio objetivo de 3,31 euros por acción para ArcelorMittal.
Por último, pese a reconocer que el nivel actual de cotización representa "un punto de entrada atractivo en una inversión a largo plazo", el nivel de riesgos en el que opera la compañía les hace ser prudentes a 12 meses, por lo que establece la recomendación de mantener sobre el valor.