Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ardian y Finnmark Kraft construirán un parque eólico en el Norte de Noruega

La firma de inversión privada independiente Ardian y la compañía noruega de energía renovable Finnmark Kraft han anunciado la creación de una 'joint venture' para construir y operar un parque eólico de 51,8 megavatios (MW) en Finnmark, al Norte de Noruega.
Según han informado en un comunicado, Ardian controlará el 49% de la participación, mientras que Finnmark Kraft dispodrá del 51% restante. Además, han afirmado que la construcción del nuevo parque se desarrollará a lo largo de un periodo de 18 meses bajo la supervisión de Finnmark Kraft.
El proyecto, que estará equipado con quince turbinas eólicas Vestas de 3,45 MW, tiene previsto empezar a producir energía a partir del cuarto trimestre de 2017 con el objetivo de generar 186 gigavatios hora al año, cifra que supone el consumo anual de 62.000 hogares y que permitirá evitar la emisión de 128.000 toneladas de dióxido de carbono al año.
El presidente de Finnmark Kraft, Per Erik, ha afirmado que el objetivo de la compañía siempre ha sido convertirse en el operador y desarrollador líder de energía renovable en la región.
Respecto a la 'joint venture', Erik ha apuntado que a la compañía le complace esta alianza con Ardian, ya que la compañía tiene un equipo de infraestructuras con "gran experiencia" y un 'track-record' en energía renovable, con un horizonte inversor a largo plazo.
"Juntos hemos identificado un potencial de extensión de 70 megavatios y anticipamos desarrollar este y otros proyectos juntos en el futuro", ha añadido.
Por su parte, el miembro del comité ejecutivo y responsable de Ardian, Mathias Burghardt, ha señalado que este proyecto marca la entrada de Ardian en un nuevo mercado "muy excitante" y es su primera inversión en Escandinavia. "La inversión ilustra nuestra estrategia de construir una plataforma energética paneuropea líder, con más de un gigavatio de capacidad instalada", ha añadido Burghardt.