Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Argentina logra la adhesión para canjear deudas por 975,7 millones de dólares

Argentina logró el visto bueno entre inversores internacionales para canjear 3.493 millones de pesos (975,7 millones de dólares) de deuda pública emitida en los denominados Préstamos Garantizados (PG), informó hoy la prensa local.
El país suramericano ya había logrado hace un mes una adhesión del 99 por ciento para canjear PG por 15.500 millones de pesos (4.329,6 millones de dólares) en poder de bancos y aseguradoras locales.
Con el resultado de la operación en el tramo internacional, que concluyó este viernes, Argentina logró una adhesión global entre sus acreedores locales e internacionales del 80,2 por ciento, de acuerdo a fuentes oficiales citadas hoy por la prensa.
Los PG, con vencimiento entre 2009 y 2012, serán canjeados por títulos denominados Bonar, que vencen en 2014, emitidos en pesos argentinos y bajo legislación local.
El canje le permitirá a Argentina aliviar sus pagos de deuda este año en unos 6.450 millones de pesos (1.801,6 millones de dólares).
Los Préstamos Garantizados fueron entregados a inversores institucionales locales y extranjeros en noviembre de 2001 en sustitución de otros bonos reestructurados y representaban para Argentina fuertes vencimientos por un total de 33.000 millones de pesos (unos 9.218 millones de dólares) entre 2009 y 2012, entre capital e intereses.
Los bonos que entregará Argentina en sustitución de los PG tendrán un interés fijo del 15,4 por ciento en el primer año desde su emisión y luego un interés variable en base a la tasa Badlar del Banco Central argentino más un plus de 2,75 puntos porcentuales.
Los tenedores de los Préstamos Garantizados que aceptaron la propuesta de refinanciación sufrirán en tanto una quita del 2 por ciento sobre el capital de los títulos que ingresan al canje.
Argentina anunció en octubre pasado el lanzamiento de una operación para refinanciar los PG tanto en poder de bancos locales como internacionales y para reabrir el canje de deuda con acreedores privados para aquellos inversores que se negaron a aceptar la reestructuración en 2005.
Sin embargo, la crisis financiera global obligó al Gobierno argentino a restringir la operación de canje a los PG.
En junio de 2005 Argentina concretó con acreedores privados un canje con el que achicó en un 65,4 por ciento pasivos de 102.000 millones de dólares en bonos impagos, en tanto que en enero de 2006 canceló toda su deuda de 9.500 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Argentina, que en 2008 sumó seis años consecutivos de alto crecimiento económico, tiene aún pendiente de negociación una refinanciación de deudas por 6.700 millones de dólares con el Club de París, integrado por 19 naciones desarrolladas.