Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arrenta propone grabar las viviendas desocupadas y regular plataformas como Airbnb

La Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda (Arrenta) pide al futuro Gobierno que priorice el impulso del alquiler, tras el freno de las políticas nacionales del fomento del alquiler por la repetición de los comicios, con iniciativas como la de grabar las viviendas desocupadas y regular plataformas como la de Airbnb.
En un comunicado, la asociación señala que el estímulo del alquiler en España es "prioritario" para que el porcentaje de viviendas en arrendamiento, actualmente de menos del 20%, continúe aumentando acercándose a la media europea del 30%.
En este sentido, afirma que la repetición de las elecciones ha retrasado este proceso de convergencia, por lo que solicita al futuro Gobierno que incluya como prioridad el impulso del arrendamiento entre sus políticas de vivienda.
Así, considera que el próximo Ejecutivo deberá abordar la regulación de los nuevos alquileres gestionados por las plataformas de la denominada economía colaborativa, como la estadounidense airbnb.
En este sentido, ve "necesario" controlar fiscalmente a las plataformas mediadoras de este tipo de alquiler. "Los arrendadores y mediadores deben de estar controlados y cumplir con sus obligaciones fiscales en la medida que están recibiendo un beneficio", defiende.
Desde el punto de vista fiscal, Arrenta propone grabar las viviendas desocupadas con cargas impositivas para que dejen de ser inmuebles inactivos, así como aumentar la inspección, especialmente en las viviendas que han recibido ayudas públicas. También plantea volver a recuperar las deducciones al alquiler, que se eliminaron a principios de 2015 y que ayudaban a detectar el mercado del alquiler sin declarar o en dinero negro.
En materia jurídica, Arrenta considera que el nuevo Gobierno debe de seguir potenciando la mediación como mejor vía para mejorar la relación entre propietarios e inquilinos.
De igual forma, ve conveniente continuar creando juzgados especializados en arbitraje en las capitales de provincia de toda España, como el Juzgado de Primera Instancia número 101 de Madrid, dedicado exclusivamente a asuntos de laudo y arbitraje que está logrando unos plazos medios "muy ajustados".