Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asaja, COAG y UPA promueven el contrato de compraventa de fruta para dar transparencia y estabilidad

Las organizaciones agrarias COAG, UPA y Asaja se han unido para promover el uso del contrato de compraventa de fruta a partir de la experiencia en otros sectores con un modelo que cumple con lo establecido en la ley de mejora de la Cadena Alimentaria, según han informado en un comunicado conjunto.
En concreto, el contrato, que existe desde el año pasado, ya está siendo utilizado por muchos agricultores, según han reconocido estas organizaciones, aunque resaltan que "aún tiene mucho recorrido" hasta ser utilizado en todas las operaciones.
La firma de contratos es el "único mecanismo" que puede servir para aportar transparencia y estabilidad a las relaciones entre los agricultores y sus compradores. Además, recuerdan que es una de las obligaciones que establece la Ley de la Cadena alimentaria, que tiene como principal objetivo mejorar el equilibrio de las relaciones entre los diferentes agentes de la cadena.
De esta forma, el modelo de contrato propuesto regula aspectos tan importantes como el precio, las condiciones de pago y entrega o las consecuencias de incumplimiento de contrato por alguna de las partes.
Las organizaciones agrarias reconocen que es "un elemento fundamental que aporta garantías a los operadores que lo suscriben: garantía de recogida y suministro y garantía de cobro según las condiciones preestablecidas".
Además, han recordado que la venta "a resultas" de fruta ha supuesto una importante merma de rentabilidad de los fruticultores en los últimos años.