Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asamblea general de Caja Castilla-La Mancha ratifica el nombramiento de sus directores generales

El nuevo director de la Caja Castilla-La Mancha, Gorka Barrondo (d), durante la primera asamblea general ordinaria de la entidad, tras ser intervenida por el Banco de España, que se ha celebrado en Cuenca. EFEtelecinco.es
La asamblea general de Caja Castilla-La Mancha (CCM) ha ratificado en Cuenca al director general del Grupo CCM, Xabier Alkorta y al director general de la entidad, Gorka Barrondo y ha aprobado las cuentas anuales y el informe de gestión de la entidad del ejercicio de 2008.
En una asamblea que ha durado más de seis horas y ha sido la primera celebrada después de que la entidad fuera intervenida por el Banco de España, los consejeros han ratificado el nombramiento de los dos directores generales efectuado por los tres interventores nombrados por el banco emisor para administrar CCM, según ha informado la entidad financiera.
Tras ser ratificado, Barrondo ha informado a la asamblea sobre la situación financiera y patrimonial de la entidad y le ha presentado los tres planes de actuación que está desarrollando la entidad.
Se trata del denominado "Plan 5R", que persigue el objetivo de mejorar el rating y la rentabilidad y aumentar tanto los recursos propios como ajenos de la Caja, así como reducir la morosidad.
El segundo plan de actuación es el proyecto "Tajo", que busca mejorar la dirección estratégica del Grupo CCM "a través de la mejora de los procesos básicos, el desarrollo del plan estratégico, una mejor gestión del conocimiento, la consecución de una visión integral de CCM, la definición de una estrategia coherente de cada uno de los sistemas y el desarrollo profesional de los directivos".
A su vez, el tercero de los planes es el proyecto "Greco", cuyo objetivo es profundizar en el análisis y diseño de las estrategias de negocio "que deben fortalecer la posición financiera, económica y de solvencia de CCM", ha añadido la entidad financiera.
Para desarrollar estos planes ha contratado los servicios del banco de inversión UBS, el cual "ha sido seleccionado por su profundo conocimiento del sector financiero europeo".
La asamblea ha aprobado también las cuentas anuales individuales y el informe de gestión correspondiente al ejercicio de 2008, así como las cuantas anuales consolidadas y el informe de gestión consolidado de la Caja y sus sociedades dependientes del pasado año.
Las cuentas del ejercicio pasado arrojaron un balance de 740 millones de euros de pérdidas después de impuestos, según han explicado los representantes de los sindicatos en la asamblea, que han sido los únicos que han hecho declaraciones a su término.
El representante de CC.OO., Fernando Botica, ha dicho que parece que la viabilidad de la Caja está garantizada, ya que "con independencia de las incertidumbres que tiene el sector en general, la sensación que hoy sacamos de la asamblea es que tenemos recorrido en el futuro".
Botica ha calificado la asamblea como "muy positiva", ya que se han aprobado los dos puntos del orden del día que tenían más trascendencia, que eran la ratificación de los dos directores y las cuentas, que es donde había más dudas y más riesgos".
Según Botica, ha sido una asamblea "muy participativa, con muchas intervenciones, muy densa, pero muy interesante".
Entre los consejeros que han intervenido ha figurado el ex presidente de CCM Juan Pedro Hernández Moltó, que no ha querido hacer declaraciones, así como varios miembros del anterior Consejo de Administración.
En cambio, en la asamblea no se ha hablado en ningún momento de posibles fusiones, han señalado los representantes sindicales.
Por su parte, los representantes de los sindicatos han advertido a la asamblea que no se resignan "a que la cadena de responsabilidad finalice en el Consejo de Administración y en el ex director general" Ildefonso Ortega.
En este sentido, siguen exigiendo "que se cese al Comité de Dirección anterior y se abra expediente a sus miembros conforme al Estatuto de Empleados de Cajas de Ahorro", ha señalado Botica.