Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La última oferta de Atento divide a los sindicatos entre dejar votar a los trabajadores y el rechazo al ERE

La última oferta presentada por Atento Teleservicios España al comité de empresa en la reunión que mantuvieron este jueves en el Ministerio de Empleo, el día antes de que concluya el periodo de negociación, ha dividido a los sindicatos, que se debaten entre dejar la última decisión en manos de los trabajadores a través de un referéndum vinculante que se celebrará la próxima semana y el rechazo absoluto al expediente de regulación de empleo (ERE) en su conjunto.
La compañía ofreció a los trabajadores limitar el ERE a 672 despidos --403 forzosos y 269 voluntarios-- no sólo de los departamentos de Empresas y Gran Público, sino de cualquier servicio. No obstante, deben ser trabajadores que no cumplan 50 años antes del 1 de noviembre de 2014.
Para todos ellos se reconocerá la indemnización correspondiente a un despido improcedente: 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades hasta febrero de 2012 y 33 días por año hasta 24 mensualidades desde entonces. Además, la empresa se compromete a que en dos años no se practique ningún nuevo ERE, según informa UGT.
Por otra parte, se ha ofrecido a los trabajadores la creación de una mesa de seguimiento para conseguir que el 45% de la plantilla sea indefinida en 2015 y la mitad al año siguiente, y se eliminan los artículos del convenio en los que se habla de permisos retribuidos y no retribuidos como criterio válido de absentismo para justificar despidos.
DEMOCRACIA DIRECTA
Ante esta oferta, UGT, CC.OO. y la Federación de Asociaciones Sindicales (FASGA) han decidido que sean los trabajadores los que decidan sobre el ERE mediante un referéndum vinculante que se celebrará la próxima semana, y que supone un ejercicio de "democracia directa" que los trabajadores "demandaban día tras día en las asambleas", según ha informado UGT.
Sin embargo, las plataformas sindicales CGT, STC y USO creen que el expediente es "una agresión sin precedente a los derechos de los trabajadores de Atento" dado que la empresa "tiene beneficios, más producción que hace un año y no ha plantado ningún cambio organizativo". "Este ERE es un fraude y, pase lo que pase, lo llevaremos a los tribunales", ha anunciado la Confederación General del Trabajo.
Además, critica a los sindicatos mayoritarios por ser "meras comparsas" de la empresa al "reconocer las causas" objetivas que alega la empresa para aplicar el ERE al alcanzar un preacuerdo, que a juicio de la CGT "supondrá más miseria y explotación en los próximos años" para los trabajadores de Atento, y que tendrá consecuencias "ilegales e inmorales" dado que más de 600 personas perderán su empleo "sin causa".
MOVILIZACIONES Y NEGOCIACIONES
Atento Teleservicios España comunicó el pasado 26 de junio a sus empleados la decisión de iniciar un proceso de despido colectivo que afectaría a quince centros de trabajo, aunque sin implicar el cierre de ninguno de ellos. Como justificación, se esgrimieron los 8,1 millones de euros de pérdidas que la empresa registró en España el año pasado.
En un primer momento, se anunció que en el ERE se verían implicados 823 trabajadores, y se ofreció una indemnización de 40 días por año trabajado hasta el 12 de febrero de 2012 y 33 a partir de entonces, con un tope de 24 mensualidades para quienes se acogieran voluntariamente al proceso. Para el resto, se ofrecieron 33 días por año y 24 mensualidades.
Para reducir el número de afectados, la compañía propuso redistribuir las libranzas de forma distinta para "atender mejor la demanda" y, así, incrementar su competitividad.
Este planteamiento suscitó el rechazo de todos los sindicatos implicados, que consideraban que la empresa no había acreditado las causas objetivas para justificar el ERE y que señalaban que la oferta era "brutalmente desproporcionada". Por eso, convocaron varias movilizaciones en sus centros de todo el país, sin dejar por ello de negociar con Atento, desde esta misma semana con el auspicio del Ministerio.
Fruto de la mediación gubernamental, Atento ha planteado una reducción del número de despidos forzosos y de afectados y ha modificado la oferta de indemnizaciones. Asimismo, ofreció negociar con los sindicatos un plan de formación y un programa de incentivos económicos asociado a la consecución de ventas, puntos que finalmente no han sido incluidos en el preacuerdo.