Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atlantica Yield generó una caja de 160 millones en 2015 para distribuir entre accionistas

Atlantica Yield generó una caja disponible neta de 178,5 millones de dólares (160 millones de euros) durante el ejercicio 2015 para distribuir entre accionistas, de la que la mayor parte ya se ha repartido.
En concreto, 138 millones de dólares (124 millones de euros) de estos 178 millones de dólares se han repartido ya a los accionistas vía dividendo trimestral a lo largo de 2015, lo que supone 1,17 dólares por acción en 9 meses.
Fuentes cercanas a la empresa señalan a Europa Press que esa generación de caja neta disponible se produjo en un año en el que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 636,5 millones de dólares (572 millones de euros) y la facturación ascendió a 790,9 millones de dólares (711 millones de euros), el doble que en el año anterior.
Estos datos duplican las magnitudes del año anterior y, según las fuentes, sustentan la fortaleza financiera de Atlantica Yield, a pesar de las pérdidas de 209 millones de dólares (188 millones de euros) registradas en el ejercicio de 2015.
Esas pérdidas son fruto de un efecto contables y responden a un ajuste no monetario, sin impacto en la caja de la compañía, en el valor de la participación de Atlantica Yield en la sociedad Abengoa Concessoes Brasil Holding, que ha entrado en concurso de acreedores. Sin ese ajuste contable el beneficio neto habría sido de 1,5 millones de dólares (1,35 millones de euros).
Atlantica Yield cuenta con la caja neta disponible para su distribución (CAFD, cash available for distribution) como ratio diferenciador de la compañías con modelo yieldco. La mayor parte del rendimiento de la compañía se destina a remunerar a los accionistas, y define la capacidad real de cumplir con ese compromiso.
Para optimizar el modelo, Atlantica Yield aplica una estrategia de adquisición de activos "muy selectiva, con estructuras productivas eficientes, financiación segura e ingresos recurrentes, que se completa con un sistema de gestión enfocado a optimizar el rendimiento para que la mayor parte de los recursos generados se distribuyan entre sus inversores", indican las fuentes.
Los flujos de caja generados tienen carácter predecible y evaluable en el largo plazo. Atlantica Yield explota actualmente veinte activos en producción en todo el mundo, entre plantas de energía renovable, plantas de producción de energía convencional, líneas de transporte de electricidad y plantas desalinizadoras para el abastecimiento de agua potable.
En Estados Unidos opera dos de las más complejas y avanzadas plantas de generación de energía termosolar del mundo, en Mojave y Solana, con contratos de suministro a largo plazo. En España gestiona siete plataformas termosolares y otra en Sudáfrica.
En Uruguay, tiene dos instalaciones de generadores eólicos. En México gestiona una planta de cogeneración eléctrica en Tabasco. Las actividades de transporte de energía eléctrica se concentran en Perú y Chile, a través de cinco líneas de distribución. En total, dispone de 1.441 megavatios (MW) de energía renovable, 300 MW de energía convencional y 1.099 millas de líneas de distribución eléctrica.