Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia rechaza de nuevo la póliza de seguro de Abengoa presentada por el CEO para cubrir su fianza

La sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado de nuevo la póliza de seguro presentada por el ex consejero delegado de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega, para cubrir su fianza, en línea con una decisión similar referida al expresidente de la empresa Felipe Benjumea adoptada hace apenas cuatro días por la misma instancia.
En el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la Audiencia ratifica la decisión del juzgado de Instrucción Central número tres en la que se inadmitía la presentación de una póliza de seguro para cubrir la fianza exigida y se emplazaba a Sánchez Ortega a consignar la cantidad de 4,5 millones de euros en el plazo de veinticuatro horas.
El exdirectivo había presentado unos avales emitidos por las sociedades XL Insurance Company y AIG Europe Limited asociados a unas pólizas de seguro de responsabilidad de administradores y directivos de la propia Abengoa.
La Audiencia Nacional rechaza la petición con el argumento de que el acto asegurado se refiere a "errores de gestión" y no abarca en momento alguno actos dolosos de los asegurados.
Además, la rechaza porque la póliza contiene una cláusula de reversión de la aseguradora contra la entidad tomadora del seguro solidaria con los asegurados, lo que desvirtúa la naturaleza de ésta como tomadora.
"Tales diferencias esenciales en la situación de la tomadora del seguro como responsable civil directo frente a la aseguradora determinan la inaplicabilidad al presente caso de la resolución invocada", señala.
La juez de la Audiencia Nacional Lamela impuso a Benjumea y Sánchez Ortega el pasado mes de diciembre sendas fianzas de 11,5 y 4,5 millones de euros.
Para hacer frente a la caución, la magistrada ordenó el embargo de cinco turismos de marca Chrysler, Mercedes o BMW y diez fincas que constan a nombre de Benjumea, y prohibió a Sánchez Ortega disponer de un vehículo Jaguar, aunque a este último le levantó la caución días después de que presentara un aval bancario para cubrir la fianza.
La magistrada ordenó también bloquear los saldos que constan en las cuentas bancarias de Benjumea, incluyendo todos los productos bancarios, tales como fondos de inversión, planes de pensiones o imposiciones a plazo fijo, que pudiera tener contratados.
La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 admitió el pasado 18 de noviembre, con el informe favorable de la Fiscalía, la querella presentada por dos propietarios de bonos de Abengoa contra Benjumea y Sánchez Ortega por delitos de administración desleal y uso de información privilegiada.
La querella, presentada por dos propietarios de bonos de la compañía Abengoa, que invirtieron 103.970 euros, denunció la "horrible" gestión de los dos directivos que, en su opinión, buscaban su "propio beneficio y lucro personal" al concederse indemnizaciones millonarias en lugar de "salvar a sus miles de inversores".
Los bonistas señalaron que Benjumea y Sánchez Ortega eran "conocedores de la auténtica realidad económica-financiera" de la empresa y que buscaron su enriquecimiento "en vez de utilizar dicha información para salvar a miles de inversores que se verán atrapados en la situación concursal de la entidad y, de paso, a todos los contribuyentes españoles que deberán acudir a su rescate".
Los querellantes iniciales han ido sumando adhesiones de afectados hasta alcanzar un número cercano a 70. Denunciaron que Benjumea se llevó una "exorbitante" indemnización por importe de 11.480.000 euros, poco antes de que la compañía solicitara en un juzgado mercantil de Sevilla el preconcurso oficial de acreedores.