Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Autoridad del Canal de Panamá, preparada para asumir la obra si no hay acuerdo con el consorcio

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) asegura estar preparada y contar con fondos para asumir las obras de construcción de la ampliación de la infraestructura en caso de que finalmente no se alcanzara un acuerdo con el consorcio de empresas que actualmente tienen encomendados los trabajos.
Así lo indicó el administrador de la ACP, Jorque Quijano, quien además manifestó su confianza en que, en ese caso, la aseguradora del proyecto (Zurich) les ayudara, según publica la prensa panameña.
De hecho, Quijano prevé mantener el próximo lunes 13 de enero una reunión con esta firma aseguradora, tal como indica el periódico 'La Prensa'.
La Autoridad del Canal confía en lograr un acuerdo con el consorcio adjudicatario del proyecto, liderado por Sacyr y que completan la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la local Cusa, sobre una aportación conjunta de fondos para garantizar la continuidad y culminación de las obras, que ya presentan un grado de ejecución próximo al 70%.
No obstante, en caso de que la negociación actualmente abierta no derive en un pacto, la Autoridad del Canal cuenta con 548 millones de dólares (unos 403 millones de euros) en cartas de crédito y 442 millones de dólares (325 millones de euros) en caja que estaban destinados a terminar de pagar el contrato, según informa el diario 'Panamá América'.
El administrador del Canal realizó estas declaraciones tras rechazar la nueva solicitud de fondos realizada por Salini Impregilo, uno de los socios del consorcio, que ayer miércoles propuso dos alternativas.
Por un lado, planteó recibir todo el importe que resta para acabar las obras, unos 1.000 millones de dólares (unos 735 millones de euros), o bien un anticipo de 500 millones de dólares (unos 367 millones de euros) para avanzar los trabajos mientras se resuelven las reclamaciones de sobrecostes que han realizado los socios del consorcio, que ascienden a unos 1.200 millones de euros.
La petición de anticipo de la constructora italiana dista de la ofrecida por el Canal, de 100 millones de dólares (unos 73 millones de euros), y de la planteada por el conjunto del consorcio Grupo Unidos por el Canal que lidera Sacyr, de 400 millones de dólares (293 millones de euros).
El consorcio, que en julio de 2009 se hizo con la construcción del nuevo juego de esclusas del Canal por 2.300 millones de euros, advirtió el pasado 1 de enero de que suspendería los trabajos el próximo 20 de enero en caso de que no se resuelvan los problemas de liquidez que presenta el proyecto y que no se reconozcan los sobrecostes que estima acumula.