Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Azkoyen obtuvo un beneficio de 460.000 euros hasta junio, frente a pérdidas de 1,49 millones en 2013

Grupo Azkoyen, empresa navarra que ofrece soluciones de pago, control de acceso y máquinas expendedoras, obtuvo un beneficio neto de 460.000 euros en el primer semestre, frente a las pérdidas de 1,49 millones registradas en el mismo periodo del año anterior, informó la compañía.
La empresa atribuye la mejora de los beneficios al aumento de ingresos por nuevos productos, lo que refleja indicios de recuperación en el negocio tras varios trimestres marcados por el impacto negativo de la crisis económica en todas las áreas de actividad del grupo.
En este contexto, la cifra neta de negocios de Azkoyen creció un 5,8% en el primer semestre, hasta los 58,6 millones de euros, gracias al crecimiento de ingresos por nuevos productos, ventas especialmente positivas en los tres primeros meses del año con un incremento del 12,6%.
El grupo ha cerrado así el primer semestre de 2014 con un aumento del 51,4% en el resultado neto de explotación (Ebit), hasta los 2,36 millones de euros, gracias al incremento de ventas y a la disminución de las amortizaciones, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 5,21 millones, con una mejora del 3,3% respecto a los seis primeros meses de 2013.
En este periodo, el 17,4% de la facturación de la compañía se ha generado de España, mientras que un 79% procede del resto de la Unión Europea y un 3,9% de otros países, lo que refleja la marcada vocación internacional del Grupo Azkoyen, una diversificación geográfica que permite, además, mitigar de manera eficaz los comportamientos cíclicos de la economía.
La compañía ha proseguido con sus esfuerzos para sanear el balance, al reducir su deuda financiera en 5,22 millones de euros entre enero y junio, hasta situarla en 34,55 millones de euros, un 13,1% menos que en el primer trimestre de 2013. Por otra parte, los gastos financieros netos del grupo se han reducido, al pasar de 1,77 a 1,42 millones.
La división de Máquinas Expendedoras registró el mayor crecimiento de todas las áreas de negocio del grupo. Facturó 18,6 millones, un 15,7% más. En el área de máquinas expendedoras para vending, las ventas han aumentado un 34,8% respecto a las del mismo trimestre de 2013. Por contra, en el negocio de máquinas expendedoras de tabaco, las ventas cayeron un 12% por la contracción de la actividad en los mercados español e italiano por el difícil contexto económico.
PERSPECTIVAS PRUDENTES
Para el conjunto del ejercicio 2014, la compañía espera un moderado incremento de los ingresos por ventas en el entorno del 5% que, en su caso, redundará en un incremento del Ebitda. Igualmente, prevé continuar con el proceso de desapalancamiento y de reducción de deuda financiera.
En el plano laboral, la compañía espera adoptar próximamente el nuevo convenio colectivo tras el preacuerdo alcanzado con los trabajadores en julio, tras siete jornadas de huelga. El nuevo convenio colectivo contempla, entre otros aspectos, una reducción salarial del 3,4% en 2014, recorte que se mantendrá en 2015 y 2016; un aumento de la jornada laboral de 8 horas y otras medidas para incrementar la competitividad y flexibilidad.