Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aznar: "Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo"

"El riesgo para España es extraordinariamente alto. En mi opinión, nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo", ha afirmado José María Aznar en una intervención en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid por el Instituto Choiseul. 
El presidente de honor del PP ha indicado que España se encuentra en "una situación de especial de vulnerabilidad y no está sabiendo tomar las decisiones adecuadas para superarlo", por lo que en su condición de persona que ha tenido una responsabilidad pública considera que tiene la obligación "de hablar con claridad".
En su discurso, ha apuntado que la situación económica de España es de una "extrema gravedad", en la que los actuales dirigentes tienen una "responsabilidad "triple". "En primer lugar por parar las reformas económicas y sociales que venían aplicándose en nuestro país, en segundo por negar la crisis y en tercer lugar por tomar decisiones profundamente equivocadas", ha dicho.
Aznar, que ha acusado al actual Gobierno de llevar al país "hasta prácticamente el abismo", considera que el resultado de esta mala gestión son "4,5 millones de parados, un 11,4% de déficit y la pérdida de credibilidad" de la economía española en el contexto internacional. "Lo malo no es el precio pagado, sino el que vamos a tener que pagar, y lo malo no es el tiempo perdido, sino el que estamos perdiendo".
Ha advertido de que los gobiernos europeos o el Banco Central Europeo (BCE) "no van a aceptar crisis como la griega o lo que puede ser una crisis como la española sin una intervención clara que supondrá el establecimiento en Europa de dos velocidades o la vuelta de España a la Segunda División".
No obstante, el ex presidente del Gobierno considera que "nada impide reeditar lo que fue un gran éxito no tan lejano", aunque ha subrayado que la recuperación "no podrá sustentarse sobre bases tan débiles como un crecimiento insostenible del gasto público, el déficit y la deuda pública".