Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA constata un crecimiento del PIB del 0,3% en el cuatro trimestre de 2013

El Servicio de Estudios del BBVA (BBVA Research) ha puesto de manifiesto en su último Observatorio Económico que se ha producido un crecimiento del 0,3% del Producto Interior Bruto (PIB) en el cuarto trimestre del año, cifra consistente con una caída de alrededor del 1,3 por ciento para el conjunto de 2013.
La tendencia de las variables observadas confirma que el ritmo de recuperación de la economía española ganó tracción durante el cuatro trimestre de 2013, algo que BBVA Research achaca, por un lado, a la relajación de las tensiones financieras en España y, por otro, a la solidez del sector exterior.
"Aunque en el conjunto de 2013 la actividad económica ha caído con respecto a 2012, sí que ha ido mejorando a lo largo del año y así, en el cuarto trimestre, hemos observado un crecimiento de al menos 3 décimas con respecto al trimestre anterior. Esa cifra equivale en tasa anualizada a un crecimiento superior al 1,2%", ha explicado en declaraciones a Europa Press Televisión el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Domenech.
Domenech defiende que "todos los indicadores mejoran", si bien destaca "las señales positivas" que se perciben del mercado de trabajo y la afiliación a la Seguridad Social. En concreto, el número de afiliados creció 0,6% en el cuarto trimestre de 2013 frente al retroceso de tres décimas estimado en el trimestre anterior.
El informe justifica que la reducción del desempleo registrado se intensificó hasta el -1,8% en el último trimestre del ejercicio anterior, si bien la contratación volvió a aumentar entre octubre y diciembre, tanto la indefinida como la temporal. "Son unos datos que invitan al optimismo pero también a seguir trabajando en los ajustes y reformas que necesita la economía española para recuperar todo el empleo destruido durante la crisis económica", ha subrayado.
Por su parte, la demanda exterior pierde algo de impulso, intensificándose la desaceleración observada en el tercer trimestre del año anterior, pero, en contrapartida, la tendencia de los indicadores vinculados al turismo no residente, como es el gasto de los turistas extranjeros, se mantiene al alza.
Del informe se desprende también que 2014 será un año en el que se tendrá que dar continuidad a las reformas emprendidas en Europa y España en tanto los datos de ejecución presupuestaria de las administraciones públicas arrojan un déficit público del 4,9% del PIB a fecha de octubre de 2013. La administración central sigue siendo el que mayor déficit acumula, situándose en el 3,5% del PIB; tres décimas por debajo del objetivo de 2013.