Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BBVA defiende consolidar el sector financiero para acabar con la banca zombie

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, acompañada por el presidente del BBVA, Francisco González, a su llegada al Salón de la Reina en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo donde inauguraron el seminario: "La profundidad de la crisis y su repercusión en el sector financiero y otros sectores de la economía", que se celebra esta semana en dicha universidad. EFEtelecinco.es
El presidente del BBVA, Francisco González, abogó hoy por una consolidación del sector financiero para reducir su sobrecapacidad y evitar que sobrevivan entidades "zombies", aquéllas que son "inviables" y se mantienen artificialmente.
Durante la inauguración de un curso sobre la crisis económica organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y el BBVA, González advirtió de que todavía quedan por aflorar "pérdidas voluminosas" de muchas entidades bancarias, "especialmente en Europa".
González señaló que es difícil anticipar cuánto durará esta segunda fase de la recesión -la primera fue la crisis financiera propiamente dicha-, marcada por la debilidad de los bancos y el fuerte aumento de la morosidad.
No obstante, el presidente del BBVA recordó que España es uno de los países que menos ha tenido que apoyar a sus entidades financieras, si bien el Estado ha comprado activos por el 1,7 por ciento del PIB y ha comprometido el 18 por ciento en garantías públicas.
Contrapuso esta situación a la de países que cuentan con bancos nacionalizados, seminacionalizados o fuertemente respaldados por sus gobiernos y que están compitiendo con la banca privada, con lo que se crea una "clara distorsión" de la competencia en una actividad que tiene ya, dijo, un ámbito trasnacional.
Asimismo, destacó que de los grandes bancos que han soportado sin ayuda pública la crisis se encuentran dos españoles, el Santander y el BBVA, si bien subrayó que es sólo la entidad que preside la única que no ha hecho una ampliación de capital sin descuento.
El presidente del BBVA apostó por una transformación de la banca, con un modelo de negocio más cercano al cliente que combine el mundo físico y la plataforma virtual, así como una revisión de la actuación de la banca y los banqueros, que a su juicio, deben cambiar su forma de actuación de forma radical.
En su opinión, es "insostenible" mantener cadenas de distribución financiera basadas en muchas oficinas con distintos niveles, locales, regionales y centrales, cuando la tecnología te permite hacer las cosas de forma distinta y con un menor coste.
Por eso, defendió que los bancos tienen que plantearse cómo van a atender a sus clientes y convertirse en compañías de distribución de servicios, no sólo financieros, basadas en el conocimiento y con "fuertes compromisos" éticos y sociales.
Entre estos compromisos citó la transparencia que deben tener las entidades financieras en todas sus actividades y añadió que no hay que permanecer pasivos ante las actuaciones contrarias a dicha transparencia por parte de cualquier entidad.
De cara al futuro, González aventuró que se creará una "gran liga global" formada por las entidades que, como BBVA, han apostado por la innovación.