Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA dice en su 20-F que podría revisar a la baja su previsión de PIB si las reformas no fueran efectivas

El banco incluye entre los factores de riesgo en el documento la contribución extraordinaria al FGD
BBVA ha advertido en su informe 20-F que podría revisar a la baja la previsión del PIB español para este año si las reformas estructurales acometidas en España "no fueran tan efectivas como se espera".
Actualmente, BBVA Research mantiene la previsión de que el PIB español crecerá el 0,9% este año, si bien el presidente de la entidad, Francisco González, ha contemplado durante intervenciones públicas que el crecimiento se sitúe por encima del 1%.
El informe anual 20-F, un requerimiento del regulador de Estados Unidos a las empresas extranjeras que cotizan en este país. Este documento incluye un capítulo denominado Factores de Riesgo, donde las empresas se plantean los peores escenarios posibles en todos los ámbitos, con el fin de advertir a los inversores de su potencial impacto en la entidad por remoto que sea.
En el caso de BBVA, como en el de otras empresas, el contenido de los
Factores de Riesgo no refleja la posición central del banco sobre los temas de actualidad, sino que tiene por objeto proteger al banco frente a posibles demandas legales en un entorno de gran actividad litigiosa como es el americano.
Entre los factores de riesgo, BBVA incluye la contribución extraordinaria al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). La entidad también analiza en el informe los pasos dados en Europa hacia la unión bancaria y fiscal, y explica que el Banco Central Europeo, antes de asumir la supervisión de la banca de la zona euro, va a realizar un estudio profundo del sector que incluye una valoración supervisora del riesgo (RAS), una revisión de la calidad de los activos (AQR) y un test de estrés.
El informe incide en las reformas regulatorias en Estados Unidos, como la normativa de supervisión y regulación de las operaciones de entidades financieras extranjeras.
EJERCICIO TEÓRICO SOBRE RETIRADA DE DEPÓSITOS.
Asimismo, realiza un ejercicio teórico sobre las consecuencias de una retirada de depósitos o falta de liquidez, así como de una depreciación de los activos causada por un empeoramiento de las condiciones de mercado. También hace referencia a la creciente competitividad del entorno en la industria financiera, los bajos tipos de interés y los compromisos del banco con el personal.
Por otro lado, el informe expone los riesgos relacionados con las adquisiciones y desinversiones del grupo BBVA. A continuación, se refiere a las posibles acciones legales que puedan surgir en el futuro por la naturaleza del negocio bancario.
NO DESCARTA POR COMPLETO RIESGO DE DEFLACIÓN.
En cuanto a Europa, sostiene que "la probabilidad de quiebra de un país o la ruptura de la eurozona han decrecido significativamente desde 2012". No obstante, añade que si algún país saliera de la unión monetaria, tendría un impacto material en la economía europea y global. El informe también hace alusión al riesgo de baja inflación o incluso riesgo de deflación en la eurozona, "que no se puede descartar por completo".
La última parte de los factores de riesgo está dedicada a temas de seguridad, sistemas tecnológicos, cumplimiento de normativas sobre prevención de lavado de dinero y prevención de financiación al terrorismo, y diferencias en la información requerida por los reguladores americanos y españoles.