Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE no anunciará nuevas medidas aunque Draghi mostrará su "preocupación" ante la caída del petróleo

El Banco Central Europeo (BCE) no anunciará medidas adicionales en la primera reunión del año aunque su presidente, Mario Draghi, mostrará su "preocupación" ante la volatilidad de los mercados y en especial por la continua caída de los precios del petróleo, según han indicado los analistas consultados por Europa Press.
"No esperamos que Draghi vaya a mover ficha en esta ocasión", ha afirmado el analista de Self Bank Felipe López-Gálvez, que considera que el presidente del BCE "probablemente se limitará a reiterar su habitual discurso", sin descartar "alguna de sus ya famosas frases tranquilizadoras".
En la misma línea se muestra el analista de XTB Joaquín Robles, que ha indicado que lo más probable es que Draghi "muestre su preocupación acerca de la situación actual y continúe con su apoyo incondicional a los mercados", ante lo que abrirá la posibilidad de adoptar nuevas medidas si fuese necesario.
"La reciente fuerza del euro y la volatilidad de los mercados financieros podrían incentivar un tono aún más pesimista del esperado por parte de Draghi", opinan por su parte desde Ebury, que consideran que el presidente del BCE reiterará su intención de hacer "lo que sea necesario" para prevenir la deflación.
Una de las principales preocupaciones de Draghi según los analistas es la caída del petróleo, que un día antes de la reunión del BCE cotiza por debajo de los 28 dólares, tanto el barril Brent como el Texas, situándose en mínimos de otoño de 2003.
"La mayor preocupación del BCE es la continua caída del crudo, ya que la energía tiene un peso muy importante en el cálculo del IPC", explica Robles, que recuerda que la baja tasa de inflación condicionó la actual política monetaria expansiva en Europa.
AUMENTO DE MEDIDAS EN PRÓXIMAS REUNIONES.
De cara a este año, los analistas coinciden en que el BCE anunciará nuevas medidas continuando con su máxima de alcanzar la estabilidad de precios, aunque en opinión de López-Gálvez, a la entidad presidida por Draghi "cada vez le quedan menos balas en la recámara".
Las medidas incluirían "un recorte adicional de 10 puntos básicos del tipo de depósitos", actualmente situado en el -0,30%, según los analistas de Ebury, además del aumento de la cuantía mensual de compras del BCE, actualmente de 60.000 millones, opción en la que coinciden la mayoría de los analistas.
De hecho, estas dos medidas son según el analista de IG Daniel Pingarrón "con las que el mercado sueña" y que provocaron "una gran frustración" al no ser incluidas en el paquete de medidas anunciado por Draghi el pasado mes de diciembre. El aumento del montante de compras "sería muy bien recibido por las Bolsas", subraya el analista.
"Lo que debe hacer el BCE es asegurarse de que los bancos prestan dinero a particulares y empresas", opina López-Gálvez, que sostiene que ni el programa TLTRO ni la penalización del -0,30% a los bancos por 'aparcar' su liquidez en el BCE "están propiciando una canalización del crédito a la economía real".