Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE lanza esta semana la compra de bonos corporativos, con 57.000 millones para las empresas españolas

Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Repsol, entre las empresas españolas con más opciones para beneficiarse del programa
El Banco Central Europeo (BCE) incluirá a partir de este miércoles la deuda corporativa de empresas europeas dentro de su programa de adquisición de bonos, lo que podrá mejorar la financiación de cerca de 57.000 millones de euros procedentes de los balances de entidades españolas.
Esta cifra forma parte de un informe de Merrill Lynch en el que se indica que la deuda corporativa europea que podrá beneficiarse de la medida, de la que quedan excluidos los bancos, asciende a 361.000 millones, de los que 57.000 corresponden a empresas españolas.
Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Repsol se perfilan como las tres corporaciones españolas mejor situadas para beneficiarse del programa, al tiempo que los emisores a nivel continental en mejor posición son EDF, Total, BMW, Engie, Enel, ENI, Shell, Daimler y Orange.
Los analistas prevén que el BCE compre mensualmente entre 3.000 y 5.000 millones de bonos corporativos españoles hasta la finalización del programa en marzo de 2017, si bien la cifra dependerá de la motivación que sientan las empresas para emitir deuda a partir de este miércoles.
Si las empresas españolas podrán vender deuda por 57.000 millones al BCE, el importe de las francesas ascenderá previsiblemente a unos 209.000 millones, frente a unos 122.000 millones de las alemanas y cerca de 70.000 millones de las italianas.
El mayor número de bonos 'elegibles' se encuentra en el sector de energía, y en especial en el eléctrico. Las eléctricas europeas pueden acaparar compras por 151.000 millones, frente a 65.000 millones del transporte, 47.000 de otras corporaciones energéticas, 46.000 de la industria básica, 44.000 millones de las telecomunicaciones y 39.000 de la automoción.
BONOS DE "ALTA CALIDAD".
El plan de compra del BCE se dirige a deuda corporativa con un 'rating' en grado de inversión, denominada en euros, de sociedades no bancarias y de alta calidad.
El programa de compra va a beneficiar a las empresas que están en fase de inversión, como es el caso en España de Iberdrola, ya que podrán financiarse en los mercados de capitales en condiciones inicialmente ventajosas.
El programa incluye la compra de hasta el 70% de cada referencia (ISIN). Los plazos del papel que se recompre deben oscilar entre seis meses y 30 años, al tiempo que las compras podrán realizarse tanto en el mercado primario como en el secundario.