Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE no logra 'esterilizar' sus compras de bonos soberanos por primera vez en 2014

El Banco Central Europeo (BCE) no ha logrado absorber completamente por primera vez en lo que va de año la liquidez inyectada al eurosistema mediante compras de deuda soberana de los países de la zona euro realizadas en el mercado a través de su programa de compra de valores (SMP por sus siglas en inglés), lo que genera un excedente de liquidez a disposición de las entidades.
En concreto, la entidad presidida por Mario Draghi sólo ha recibido ofertas por parte de las entidades para el reembolso de 152.067 millones de euros a un tipo máximo de interés del 0,25% en la subasta celebrada con el objetivo de 'esterilizar' los 177.411 millones del importe al que asciende este programa SMP.
Se trata de la primera de las tres operaciones de absorción de liquidez llevadas a cabo por el BCE en 2014 en la que la institución no logra retirar del eurosistema toda la liquidez suministrada mediante este programa de compra de deuda soberana.
Con esta, son ya doce ocasiones a lo largo de toda la vida del programa, iniciado en mayo de 2010, en las que el BCE no logra esterilizar completamente la liquidez suministrada, de las que cuatro han tenido lugar en las útimas seis subastas realizadas por la entidad.
Desde el lanzamiento del SMP, así como de su sustituto, el programa denominado OMT, presentado en septiembre de 2012, el BCE ha impuesto siempre la condición de 'esterilizar' cualquier compra de deuda soberana para evitar incurrir en politicas monetarias de expansión cuantitativa (QE) que alimentaran un repunte inflacionista y supusieran la financiación de gobiernos, algo prohibido explicitamente en el mandato de la institución.
Al mismo tiempo que el BCE no lograba retirar liquidez por importe de 25.344 millones relacionada con el programa SMP, la institución suministraba a los bancos comerciales de la eurozona un total de 116.280 millones de euros a un tipo fijo del 0,25% y vencimiento a siete días en su operación semanal de refinanciación, 21.543 millones más que la semana pasada, lo que implica un incremento agregado de 46.887 millones de la liquidez a disposición de las entidades.