Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un asesor del BCE subraya la necesidad de garantizar al ciudadano herramientas para protegerse de crisis

El asesor del Banco Central Europeo (BCE) y economista de la Universidad Goethe de Fráncfort, Michael Haliassos, ha instado tanto a los Gobiernos como a las instituciones privadas a cerciorarse de que el ciudadano "cuenta con las herramientas y la información suficientes para protegerse de las crisis financieras" y no tomar "decisiones erróneas en este campo".
En el Ciclo de Conferencias organizado por la Fundación Ramón Areces e IE Business School, Haliassos analizó las dificultades que pueden encontrar las familias en sus decisiones de ahorro, el papel que juegan las instituciones sobre el comportamiento financiero del consumidor y la importancia de la formación financiera de la familia para una adecuada toma de decisiones de ahorro, consumo e inversión.
El catedrático de Macroeconómica incidió en la importancia de potenciar la formación financiera del consumidor y recordó que la calidad de las instituciones y el comportamiento financiero de los consumidores van estrechamente unidos.
Además, señaló cómo el ambiente económico institucional influye en el comportamiento del consumidor. "Las familias afrontan en la actualidad muchos problemas que no existían hace años, por ejemplo, cómo financiar la jubilación, en vista de los cambios demográficos y de la incapacidad de los sistemas de seguridad social de proporcionar suficiente apoyo económico", apuntó.
En esta línea, agregó que también se enfrentan a problemas de desempleo o de salud, o a riesgos económicos cuando aceptan préstamos inapropiados. "Para gestionar estas situaciones necesitan contar con formación financiera para tomar las decisiones adecuadas", insistió.
Por otro lado, subrayó el impacto de los factores culturales en el comportamiento financiero, y remarcó que, tras analizar el perfil de los inmigrantes en Suecia, se constató que existían diferencias entre los distintos grupos de inmigrantes, cuando los comparaban con los suecos.
Sin embargo, Haliassos apuntó que esas diferencias no eran permanentes, ya que los inmigrantes iban cambiando su comportamiento y se veían influenciados por su exposición a instituciones de calidad.
"Al final, algunos componentes permanecían, lo que demostraba que no vamos a poder eliminar completamente la influencia cultural desde las instituciones, pero hay una tendencia a converger a un comportamiento común", explicó.