Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE dice que la información sobre compra de bonos a partir de un tipo de interés es "engañosa"

El Banco Central Europeo ha tachado de "absolutamente engañosa" la información publicada por el semanario alemán 'Der Spiegel', que este domingo avanzó que el banco emisor europeo estudia fijar un techo en los tipos de interés que paga cada país para refinanciar su deuda con la idea de intervenir comprando bonos soberanos si superan los umbrales determinados.
"Es absolutamente engañoso informar sobre decisiones que no se han tomado todavía y también sobre puntos de vista individuales que no han sido discutidos por el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo", ha explicado una portavoz a Europa Press, preguntada por la veracidad de la información del semanario alemán.
La portavoz ha rechazado anticipar qué tipo de medidas no convencionales podría aprobar el banco emisor europeo cuando se reúna su Consejo de Gobierno el próximo 6 de septiembre para ayudar a tranquilizar los mercados, pero ha dejado claro que éste "actuará estrictamente de acuerdo con su mandato".
También ha criticado las recientes declaraciones de políticos sobre cómo debería intervenir el Banco Central Europea en la compra de bonos. "Está mal especular sobre la forma de las futuras intervenciones del BCE. La política monetaria es independiente y se lleva a cabo dentro del mandato estricto del BCE", ha zanjado la portavoz.
El presidente del BCE, Mario Draghi, se mostró dispuesto a principios de agosto a reanudar la compra de bonos soberanos en el mercado secundario siempre y cuando el país pida antes ayuda del fondo de rescate europeo para que compre bonos de deuda en el mercado primario y no descartó estudiar otras medidas no convencionales para ayudar a la Eurozona en las próximas semanas.