Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE invirtió en diciembre 5.137 millones en bonos españoles, un 18,9% menos

El Banco Central Europeo (BCE) ha invertido un total de 5.137 millones de euros en deuda soberana española durante el pasado mes de diciembre, una cifra un 18,9% inferior a la adquirida el mes anterior como consecuencia de la suspensión del programa de compras entre el 22 de diciembre de 2015 y el 4 de enero de 2016.
Sumando las compras realizadas en el mes de diciembre, el montante de bonos españoles adquiridos por el BCE en los diez primeros meses de su programa de expansión cuantitativa (QE por su sigla en inglés) alcanza los 56.817 millones de euros.
La española era la cuarta deuda soberana con mayor presencia en la cartera del BCE a 31 de diciembre, sólo por detrás de Alemania (115.625 millones), Francia (91.767 millones) e Italia (79.209 millones), en línea con las estimaciones en función de la clave de capital correspondiente a cada uno de los países.
Por su parte, los socios del euro con menor presencia en la cartera de deuda adquirida entre marzo y diciembre por el banco central son Estonia, con un total de 48 millones, por delante de Malta, con 282 millones, y de Chipre, con un total de 285 millones.
Por lo tanto, el desglose de las compras del BCE confirma que sólo Grecia sigue al margen del programa de expansión cuantitativa puesto en marcha por la institución el pasado mes de marzo.
Por otro lado, el BCE ha informado de que la deuda española adquirida en el marco del Programa de Compra de Activos Públicos (PSPP por sus siglas en inglés) cuenta con un plazo de vencimiento medio de 9,70 años, ligeramente por debajo de los 9,74 años de noviembre, lo que convierte a la española en la segunda con mayor tiempo de vencimiento.
En concreto, sólo la deuda de Portugal, con 10,36 años, tiene una vida media superior a al plazo de vencimiento medio ponderado de la deuda española en cartera del BCE.
Por contra, la deuda con menor vencimiento medio ponderado adquirida en el marco del PSPP corresponde a Estonia (2,54 años), seguida de la deuda de Chipre (5,82 años) y de la de Letonia (5,85%).
Aparte de las compras de deuda soberana emitida por los países, el programa PSPP contempla también la adquisición de deuda de instituciones supranacionales. Durante el mes de diciembre, el BCE compró bonos de este tipo por importe de 5.403 millones, hasta un total de 60.104 millones en diez meses. El vencimiento ponderado medio de estos bonos se situó en 6,97 años.
COMPRA MENOS BONOS.
Las compras de bonos soberanos y entidades supranacionales durante diciembre sumaron 44.309 millones de euros, un 19,6% menos que los 55.105 millones de euros invertidos en noviembre, como consecuencia del parón en las compras de la institución entre el 22 de diciembre de 2016 y el 4 de enero.
Además de deuda pública, el programa de expansión cuantitativa del BCE se compone también de compras de cédulas hipotecarias, que en diciembre sumaron un total de 5.803 millones de euros netos, un 15,5% menos que el mes anterior, así como de deuda titulizada (ABS), cuyas compras mensuales netas sumaron 144 millones, un 76,9% menos.
De este modo, el volumen total del programa de QE del BCE se situó en diciembre en 50.256 millones de euros, un 19,7% menos que los 62.598 millones de euros invertidos en noviembre, situándose así por debajo del objetivo mensual de 60.000 millones de euros.
El pasado mes de septiembre, los miembros del Consejo de Gobierno del BCE acordaron adelantar las compras de activos de la entidad entre los meses de septiembre y noviembre en previsión de un descenso de la liquidez en el mercado durante el mes de diciembre.
Posteriormente, en su último encuentro, celebrado el pasado 3 de diciembre, el Consejo de Gobierno del BCE decidió extender hasta al menos marzo de 2017 la duración de su programa de compras, cuya anterior duración estaba prevista hasta finales de septiembre de 2016, lo que supone ampliar en un mínimo de 360.000 millones de euros el volumen total de compras del BCE a través de este programa, que en su conjunto alcanzarán un billón y medio de euros.