Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El panel de expertos del BCE recorta su previsión de crecimiento e inflación para la eurozona

La economía de la zona euro crecerá una décima menos de lo previsto este año, según el consenso de los expertos consultados por el Banco Central Europeo (BCE), que ahora auguran una expansión del PIB de la región del 1% en 2014, mientras han mantenido estable el pronóstico para 2015, cuando esperan que la eurozona crezca un 1,5%.
Los participantes en la última encuesta elaborada por el instituto emisor entre expertos en previsión económica advierten de que los riesgos para las previsiones macroeconómicas de la eurozona se inclinan a la baja y se relacionan principalmente con el impacto de las tensiones geopolíticas y una debilidad mayor de lo esperado de la demanda externa.
"Según los encuestados, los riesgos están relacionados principalmente con el impacto de tensiones geopolíticas como las de Ucrania y Oriente Próximo, así como con la menor demanda externa, en gran parte desde China y EEUU", señala el BCE en su boletín mensual de agosto.
No obstante, a pesar de estos riesgos a la baja, los expertos consultados por el BCE han mejorado una décima, hasta el 1,8%, su expectativa de crecimiento para la eurozona a más largo plazo.
En cuanto a la evolución de los precios, los analistas consideran que el entorno desinflacionario tendrá un mayor impacto del previsto el trimestre anterior y han rebajado sus pronósticos de inflación en la zona euro.
En concreto, para este año esperan que los precios registren una subida anual del 0,7%, dos décimas menos que en mayo, mientras que en 2015 la tasa de inflación sería del 1,2%, frente al 1,3% del pronóstico anterior.
MEJORAN LAS PREVISIONES DE PARO.
Por otro lado, los expertos consultados por el BCE han mejorado sus pronósticos para el mercado laboral de la eurozona, ya que ahora esperan que la tasa de paro de la región se sitúe este año en el 11,6%, dos décimas por debajo que en la encuesta de mayo.
Asimismo, las previsiones de los analistas apuntan también a una reducción del desempleo en 2015, cuando la tasa de paro bajaría al 11,3%, frente al 11,5% previsto con anterioridad, mientras que a más largo plazo los expertos confían en que el paro baje hasta el 9,4%.
Los resultados de la encuesta de expertos en previsión económica no se corresponden con las propias previsiones de la institución. Los últimos pronósticos del BCE estiman que la eurozona crecerá este año un 1% y un 1,7% en 2015. En el caso de los precios, las proyecciones del BCE apuntan a una inflación del 0,7% en 2014 y del 1,1% en 2015.