Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE revivirá la emisión de deuda corporativa de alto rendimiento, según S&P

La inclusión de la deuda corporativa en el programa de compras del Banco Central Europeo (BCE) revivirá la emisión de deuda corporativa de alto rendimiento ('high yield') en el primer semestre de 2016, después de un comienzo de año "moribundo", según ha indicado la agencia de calificación crediticia Standard & Poors (S&P) en un informe.
La agencia ha destacado que antes de que el BCE hiciese público su programa de compra de deuda corporativa a principios de marzo, la actividad de los mercados de deuda en la eurozona estaba "moribunda" y se había "secado por completo" para los prestatarios en grado especulativo.
En concreto, hasta finales de marzo se consiguieron colocar "solo" 7.100 millones de euros en el mercado de bonos de alto rendimiento, frente a los 22.900 millones de euros que se colocaron en el mismo periodo del año anterior, según datos de S&P.
"La caída de los precios de las materias primas, el temor ante la ralentización del crecimiento de China y la volatilidad en los mercados financieros espantó a los inversores", ha asegurado la agencia.
Estos factores se sumaron al hecho de que los emisores "ya habían realizado mucha refinanciación", por lo que eran "mucho más sensibles al precio" y estaban esperando a que surgiese un nivel de fijación de precios "más claro".
Sin embargo, la agencia ha indicado que las entradas de fondos de alta rentabilidad había "empezado a mejorar" a lo largo de marzo, además de que el precio secundario cayó a un nivel en el que los inversores "comenzaron a regresar" al mercado.
Asimismo, la agencia ha observado que durante los últimos seis meses las compañías, al enfrentarse a un contexto más complicado en el mercado de bonos de alto rendimiento, han optado por aprovechar el mercado de crédito para su financiación.
Las compañías "han aprovechado la creciente demanda de las obligaciones garantizadas por préstamos (CLO), además de otros fondos crediticios, incluso acreedores directos en algunos casos", ha explicado S&P.
Esta situación, junto al anuncio de medidas por parte del BCE "permitirá un incremento de la actividad de refinanciación", ha destacado S&P, que además prevé que durante los próximos meses las compañías aumenten su financiación de fusiones y adquisiciones.
RIESGOS EN LOS MERCADOS.
De cara al futuro, la agencia prevé que las actuales condiciones del mercado "continúen volátiles". "Los emisores necesitarán estar preparados para aprovechar las oportunidades", ha afirmado, además de considerar que el mercado seguirá siendo vulnerable a riesgos políticos como el referéndum de Reino Unido o las elecciones estadounidenses.
Pese a ello, S&P ha valorado que el programa de compras del BCE, que entrará en vigor el próximo mes de junio "tendrá un impacto beneficioso" que permitirá incrementar la actividad de refinanciación y recapitalización de las compañías.