Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE compró la semana pasada 22.000 millones de deuda pública

El BCE llevaba 19 semanas consecutivas sin comprar deuda pública. Foto: Archivo/EFE.telecinco.es
El Banco Central Europeo (BCE) adquirió la semana pasada 22.000 millones de euros en deuda soberana, especialmente de países como España e Italia, según anunció este martes.
Se trata de la mayor cantidad semanal que ha gastado la institución desde que comenzó el programa de compra de bonos, en mayo de 2010.

El BCE llevaba 19 semanas consecutivas sin comprar deuda pública como parte de este programa, que se lanzó en respuesta de la erupción de la crisis de deuda en la zona euro tras el primer rescate de Grecia.
La entidad volvió a comprar bonos tras la reunión de su Consejo de Gobierno el pasado 4 de agosto. En rueda de prensa tras el encuentro, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, sugirió que el BCE había reactivado las compras de deuda pública, que los intermediarios centraron en bonos de Irlanda y Portugal.
Tres días después, la institución emitió un comunicado en el que anunciaba su intención de aplicar "activamente" este programa de compra de deuda, enfocado a la adquisición de deuda española e italiana.
"El BCE va a implementar activamente su Programa del Mercado de Valores", explicó entonces el organismo, que manifestó su satisfacción por los anuncios de Italia y España sobre reformas en las áreas presupuestaria y de política estructural.
La decisión de la entidad que preside Trichet de intervenir en los mercados secundarios propició un fuerte descenso de más de 100 puntos básicos de la prima de riesgo de España e Italia, que a principios de agosto llegó a superar los 400 puntos básicos.
La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto al 'bund' alemán se situaba este lunes en 269 puntos básicos, frente a los 261 puntos que marcaba al comienzo de la sesión en los mercados del Viejo Continente.