Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BID aumentó sus operaciones en 2008 debido a la crisis financiera

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aumentó en un 18 por ciento sus operaciones en 2008, debido a un incremento en la demanda y a la crisis financiera que también ha afectado sus inversiones.
La crisis redujo los precios de mercado de distintos tipos de activos en todo el mundo, y el BID "no ha escapado a sus efectos", indicó el organismo en su informe anual 2008.
Debido a esa crisis, el BID dijo que para 2009, prevé una pérdida neta de unos 1.000 millones de dólares en su cartera de inversiones.
"Se trata mayormente de minusvalías no realizadas y registradas en cumplimiento de normas contables mark-to-market", manifestó.
Las pérdidas totalizaron 71 millones en 2008, añadió.
El informe anual señaló que como resultado del incremento de sus operaciones en 2008 éstas llegaron a 11.200 millones de dólares.
Añadió que los préstamos y garantías de crédito tuvieron como objetivo respaldar políticas de reducción de la pobreza en la región que apuntan a mitigar los aumentos de precios de los alimentos y los efectos de la crisis.
El BID dijo que los recursos de esas operaciones se centraron en proyectos de infraestructura, energía renovable y modernización del Estado.
Al desglosar esas operaciones el informe indicó que se destinaron 7.200 millones de dólares, a proyectos para mejorar la competitividad y la calidad de vida; 2.400 millones, para transporte y comunicados; unos 1.200 millones, para agua y saneamiento, y 3.600 millones para energía, mercados de capital, turismo e infraestructura agrícola.
Además, el organismo destinó alrededor de 3.300 millones de dólares a proyectos de reducción de la pobreza y mejoramiento de la equidad social.
En referencia al futuro, el BID dijo que este año espera fortalecer su papel "contra-cíclico" para ayudar a América Latina y el Caribe "a capear la tormenta".