Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BM denuncia que menos de 100 personas acaparan más riqueza que los 3.500 millones más pobres del mundo

Su presidente advierte de que cada semana debería salir un millón de personas de la pobreza extrema para acabar con ella para 2030
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha lamentado este jueves que en la actualidad menos de cien personas de todo el mundo acaparan más riqueza que los 3.500 millones más pobres, 1.000 de los cuales viven en extrema pobreza, si bien este número ha caído en los últimos cuatro años.
En su conferencia previa a las reuniones de primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, Kim ha resaltado que "vivimos en un tiempo de grandes contrastes" en el que los cien más ricos tienen una fortuna superior a los de 3.500 millones más pobres a nivel mundial.
Pero es también, ha dicho, un momento en el que los países en desarrollo, con fuertes tasas de crecimiento, "cada año ayudan a millones de personas a sacarse a sí mismas de la extremo pobreza".
Como resultado de ello, y según las estimaciones de los economistas del Banco Mundial, "alrededor de 1.000 millones de personas en todo el mundo viven en extrema pobreza en la actualidad, menos de los 1.200 millones que se estimaba que había en 2010", ha precisado.
Sin embargo, según Kim, "no será fácil" alcanzar los objetivos de acabar con la pobreza extrema para 2030 y reforzar el reparto de la riqueza. Para que esto sea posible, ha añadido, los países en vías de desarrollo tendrían que crecer a un ritmo aún mayor del que lo han hecho en los últimos 20 años.
Para ilustrar la tarea que hay por delante, el presidente del Banco Mundial ha incidido en que "para acabar con la pobreza extrema para 2030", es decir, aquellos que ganan menos de 1,25 dólares al día, "tendrán que disminuir en 50 millones cada año". Es decir, ha agregado, "un millón de personas tendría que sacarse a sí misma de la pobreza cada semana durante los próximos 16 años".
Pese a todo ello, "creemos firmemente que esto puede ocurrir", ha aseverado Kim. Para ello hace falta "crecimiento" una vez que "los riesgos a corto plazo de la economía mundial han remitido", lo que pase por "reformas estructurales". Asimismo, debe tratarse de un "crecimiento económico sostenible y que nos aleje de la senda destructiva del cambio climático", ha afirmado.
"El cambio climático podría revertir los logros en materia de desarrollo que tanto han costado y podría detener nuestros esfuerzos para acabar con la pobreza completamente. No podemos acabar con la pobreza a menos que demos pasos serios para proteger a nuestro planeta", ha advertido.