Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Balfegó propone iniciar un plan de gestión del atún rojo una vez alcanzada la recuperación de la especie

Grup Balfegó ha propuesto iniciar un plan de gestión del atún rojo, una vez alcanzada la recuperación de la especie tras conocerse el último informe de evaluación sobre el estado del 'stock' y la biomasa del atún rojo realizado del Comité Científico del ICCAT.
La compañía, que agotó su cuota de atún rojo durante la campaña de pesca en este año en apenas 24 horas, se ha congratulado por la petición de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que solicitó a la Comisión Europea que se negocie una cuota de atún rojo para la flota comunitaria de 23.500 toneladas para 2016.
"¿Por qué no los 23.500 ya? Tenemos que pasar a un plan de gestión porque la recuperación de la especie está ya alcanzada", ha asegurado el director general del grupo, Juan Serrano, en un encuentro con los medios, donde ha recordado que el comité ha cifrado el rendimiento máximo sostenible "más conservador" en 23.256 toneladas.
El grupo, que señala que el éxito de esta recuperación radica en el compromiso y sacrificio de los pescadores, estima que se deben mantener las medidas de control y gestión como las de talla mínima, las limitaciones temporales de pesca y la presencia de inspectores en barcos, granjas y puertos.
Además, considera que se deberían introducir nuevos mecanismos telemáticos para las comunicaciones sobre cualquier movimiento de las capturas y las mercancías. INCREMENTO DEL EMPLEO Y DE LA INVERSIÓN
El Grup Balfegó cerró el ejercicio fiscal el 30 de abril de 2014 con una facturación del grupo de 39 millones de euros y ha invertido alrededor de un millón de euros en ampliar la capacidad de la granja de Ametlla del Mar (Tarragona).
Por otro lado, Serrano ha incidido en el trabajo realizado por la compañía en este periodo de crisis. "Antes y después, hemos trabajado denodadamente por la sostenibilidad de la especie, al mismo tiempo que establecíamos nuevos modelos de negocio que nos permitieran mantener la rentabilidad e incrementar los puestos de trabajo", ha explicado.
En concreto, la empresa ha pasado de 88 trabajadores en 2008 a los más de 150 empleados de la actualidad. Además, Balfegó ha pasado en este periodo de estar sólo presente en un mercado exterior, Japón, a alcanzar actualmente los 24 países como Dubai, Taiwan, Estados Unidos, el primer mercado en atún fresco, Noruega, Francia o Inglaterra.
La firma, además, se ha mostrado confiada en entrar lo antes posible en Brasil, un "mercado estratégico" para la compañía española. "Estamos teniendo tremendos problemas para entrar en Brasil por las barreras de entrada que ponen al producto. Para nosotros es un mercado estratégico porque allí se encuentra la comunidad japonesa más importante fuera de Japón", ha recalcado Serrano, que aspira a seguir abriendo mercados internacionales.