Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España estudia las cuentas de Caja Castilla-La Mancha

Fernández Ordóñez avisa que puede haber más rescates de entidades pequeñas y medianas. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
Ese mismo diario asegura que "cuando CCM negociaba la fusión con Unicaja, el Banco de España estableció que el déficit de capital era de 500 millones. Por eso, en el mercado, se espera una cifra abultada de pérdida, superior a los 400 millones".
Sin embargo, el diario ABC apunta a unas pérdidas todavía mayores. "Los inspectores del Banco habrían estimado que, en el peor de los casos, los créditos de dudoso cobro que tiene CCM alcanzarían la cifra de 1.300 millones". Es más, según cita el mismo rotativo, "Unicaja consideró que esa cifra era insuficiente y estimó que el agujero financiero de la entidad podría llegar hasta los 3.000 millones de euros", una cifra que "coincide con la estimación que PricewaterhouseCoopers hizo meses atrás ante la petición de Ibercaja".
Además, la CCM "perdió cada uno de los días laborales de marzo 18 millones de euros en recursos gestionados, es decir, cuentas corrientes, de ahorro, imposiciones y otros depósitos", según publica el diario El Mundo. Según un informe interno de la entidad dado a conocer por este rotativo, "durante los 25 días de marzo, la Caja perdió 329,7 millones de euros en este tipo de recursos". Además, se informa de que "la morosidad de CCM rompió la barrera del 10%" justo antes de la intervención, algo que contrasta con el "5% declarado a cierre de 2008", en contra de lo ocurrido en el resto del sector.
Por todo ello, según se apunta desde varios medios, era necesaria la intervención de la entidad que tenía previsto aprobar estos resultados este mismo martes.
Así, y según la Ley de Disciplina e Intervención del Banco de España, se puede posponer la aprobación de cuentas de la entidad hasta el próximo 31 de marzo en el caso, como así ha sido, del relevo de los gestores de la Caja. EPF