Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España pondrá a consulta un borrador de circular que desarrolla la Ley de Cajas y Fundaciones

Se detallarán algunos de los requisitos que deberán cumplir las fundaciones bancarias
El Banco de España pondrá a consulta pública en los próximos días un borrador de circular que desarrolla la Ley de Cajas de Ahorro y Fundaciones Bancarias donde se detallarán algunos de los requisitos que deberán cumplir las fundaciones bancarias.
Así lo ha anunciado el subgobernador de la institución, Fernando Restoy, en su intervención inaugural en la conferencia 'Hacia un sistema financiero de nuevo cuño: reformas pendientes y andantes', que ha pronunciado en la Universidad Complutense de Madrid.
Restoy ha aludido al subsector de cajas de ahorros al hablar de las cuatro vulnerabilidades que, en su opinión, aquejaban al sector financiero español, que en este caso concreto consistía en la existencia "de un régimen corporativo inadecuado" en dicho subsector, que llegó a representar casi la mitad de la industria.
Así, con independencia del "buen hacer" de los gestores de "numerosas" cajas de ahorros, Restoy ha explicado que el régimen de "propiedad difusa" de las antiguas cajas y, en algunos casos, la dependencia del poder político, generaba riesgos para la adecuada gestión de las entidades.
Así, las sucesivas reformas acometidas y, en particular, la Ley de Cajas de Ahorros aprobada el pasado año, suponen, a su juicio, un cambio "cualitativo relevante", al establecer que las antiguas cajas que superen un determinado tamaño deberán convertirse en fundaciones, y que aquellas que mantengan una participación significativa en una entidad bancaria tendrán incentivos suficientes para renunciar al control de la misma y, en todo caso, deberán cumplir requisitos especiales que protejan la gestión profesional e independiente de la entidad.
Otra de las vulnerabilidades que aquejaban al sector financiero español era, en su opinión, la carencia de capital suficiente y de capacidad de absorción de pérdidas en una parte relevante del sector de entidades de crédito, y ha recordado que la corrección de esta deficiencia fue el objetivo "primordial" del programa de asistencia financiera.
Así, ha detallado que los déficit de capital identificados en las pruebas de resistencia de 2012 fueron corregidos mediante acciones de recapitalización que combinaron ampliaciones de capital, ejercicios de gestión de instrumentos híbridos y la aportación de fondos públicos en ocho grupos bancarios que no estaban en condiciones de cubrir sus necesidades por sus propios medios.
EMISIONES POR 3.700 MILLONES ESTE AÑO
A este respecto, ha señalado que un número "apreciable" de entidades han aprovechado la mejoría en las condiciones de los mercados para emitir diversos instrumentos de capital por importe conjunto superior a los 3.700 millones desde principios de año. Además, ha indicado que, con carácter general, se ha instrumentado una política de contención del reparto de dividendos y de la retribución del pasivo siguiendo las recomendaciones del Banco de España.
Otra de las deficiencias relevantes que padecía el sistema financiero español era, según Restoy, la desproporcionada exposición a activos de una calidad crediticia "altamente procíclica" y, en particular, al sector inmobiliario, que ha sido corregida mediante el incremento del volumen de provisiones exigidas sobre el riesgo promotor en 2012 y mediante la creación de la Sareb.
La cuarta y última deficiencia de la que adolecía el sistema bancario español era el exceso de capacidad del sector, derivado de la expansión desmesurada de la demanda de crédito durante la fase de expansión de la economía española, lo que hacía "imprescindible" el redimensionamiento del sector.
Esto se ha conseguido, según ha recordado en su discurso, mediante el intenso proceso de reducción de balance de las entidades que recibieron ayudas públicas y a través de los procesos de integración acometidos, que han permitido reducir el número de grupos bancarios en España en más de 30 en los últimos años.
"De este modo, puede decirse que la reforma del sistema financiero ha logrado no solo restaurar su estabilidad, sino también normalizar la situación general del sector mediante los procesos de recapitalización, limpieza de balances, reforma del sector de cajas y consolidación desarrollados", ha subrayado.