Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España confirma que el Euríbor cerró mayo en su mínimo histórico del -0,013%

Abaratará las hipotecas a las que toque revisión en unos 116 euros anuales
El Banco de España ha confirmado que el Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas en España, cerró mayo otra vez en terreno negativo por cuarto mes consecutivo y se hundió en tasa mensual en el -0,013%, su menor nivel de la historia.
Durante los 22 días en los que ha habido actividad bancaria en mayo, el índice sólo ha registrado tasas diarias negativas. De hecho, en los tres últimos valores del mes la caída se ha acentuado hasta el -0,015%.
De este modo, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años y Euríbor+1% a las que toque revisión tendrían una rebaja en su cuota anual de unos 116 euros o algo más de nueve euros y medio al mes.
Los datos correspondientes al mes de mayo muestran también un descenso hasta el -0,013% del Míbor, el tipo interbancario a un año que servía de referencia oficial del mercado hipotecario para las operaciones realizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000.
Ambos índices de referencia para el mercado hipotecario serán válidos a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que normalmente se produce unos días después de su difusión por el Banco de España.
Los expertos consultados por Europa Press aconsejan tener en cuenta que el índice acabará subiendo en el medio plazo a la hora de contratar una hipoteca y advierten de que se constata que el Euríbor está tocando suelo.
La entrada en negativo del Euríbor está minando los márgenes de las entidades. Recientemente, el presidente de BBVA, Francisco González, admitía que la política ultralaxa del BCE está "matando" a la banca, si bien parece que el 'timing' para normalizar los tipos de interés resulta "impredecible", en palabras del gobernador del Banco de España, Luis María Linde.
El índice cerró febrero en el -0,008%, marzo en el -0,012% y abril en el -0,010%. Ante el debate de si la banca acabará pagando o no a los hipotecados, a través de una reducción del capital a amortizar, algunos bancos han anunciado que están aclarando en las nuevas hipotecas que el deudor nunca puede cobrar por el préstamo por más que el Euríbor se hunda en terreno negativo.
ESTABILIZADO DURANTE EL MES.
El analista de XTB Jaime Díez ha subrayado que el índice ha descrito una tendencia estable durante todo el mes de mayo, lo que contrasta con la volatilidad sufrida durante 2015 y los primeros meses de este año. "Esto fortalece la idea de formación de suelo en el índice", ha defendido, para después concretar que la fluctuación no ha superado las cuatro milésimas, del -0,015% al -0,011% como valores máximos y mínimos.
Para el analista de XTB, esta "anómala" situación adelanta la ausencia de movimiento por parte del BCE en su reunión de junio. "Con la coyuntura actual, no podemos sino esperar que se mantenga el comportamiento actual de lateralidad, ya que el crudo parece estabilizarse y el BCE podría no tomar más políticas monetarias si ve a la Reserva Federal coger la iniciativa en la subida de tipos dejando de manera indirecta un euro más débil", ha explicado.
EL PELIGRO DE UNA SUBIDA EN LAS CUOTAS.
Por su parte, la Agencia Negociadora ha alertado de que casi un 30% de quienes han formalizado una hipoteca en los dos últimos años no podrán afrontar "sin apreturas" una subida de los tipos de interés en sus préstamos. Al respecto, estima que si el Euríbor regresa a tasas del 4%, la cuota mensual de una hipoteca de 200.000 euros a 20 años se encarecería en unos 400 euros, un 43,5% más.
Ante la previsión de que la economía mejore y con ello los tipos se muevan al alza, la Agencia Negociadora ha valorado como "interesante y muy atractivo" estudiar ofertas de hipotecas a tipo fijo, que el mercado ya ofrece al 2%. "Esta decisión eliminaría de un plumazo la incertidumbre por una subida de tipos de interés y permitiría una mejor planificación financiera familiar", ha valorado.