Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España mejora tres décimas el déficit de 2016, hasta el 4,1% del PIB

El Banco de España ha mejorado tres décimas su previsión de déficit para este año, hasta el 4,1% del PIB, aunque se encuentra aún por encima del objetivo del 3,6% que ha establecido el Gobierno, y mantiene en el 3,4% el déficit de 2017, que no bajará del 3% hasta 2018 (-2,9%), según las nuevas proyecciones de la autoridad monetaria Las estimaciones del Banco de España empeoran las establecidas por el Gobierno, que estima una caída del déficit hasta el 2,9% en 2017 y al 2,2% en 2018 debido, según explica, a que sus previsiones recogen incrementos "más moderados" de los ingresos públicos y del PIB nominal, mientras que el aumento nominal del gasto público asumido (del 1,9% en promedio entre 2016 y 2018) es similar a las proyecciones oficiales.
El Banco de España ha mejorado tres décimas su previsión de déficit para este año, hasta el 4,1% del PIB, aunque se encuentra aún por encima del objetivo del 3,6% que ha establecido el Gobierno, y mantiene en el 3,4% el déficit de 2017, que no bajará del 3% hasta 2018 (-2,9%), según las nuevas proyecciones de la autoridad monetaria
Las estimaciones del Banco de España empeoran las establecidas por el Gobierno, que estima una caída del déficit hasta el 2,9% en 2017 y al 2,2% en 2018 debido, según explica, a que sus previsiones recogen incrementos "más moderados" de los ingresos públicos y del PIB nominal, mientras que el aumento nominal del gasto público asumido (del 1,9% en promedio entre 2016 y 2018) es similar a las proyecciones oficiales.
No obstante, el Banco de España afirma que en un contexto como el actual, caraterizado por una "notable incertidumbre acerca del curso futuro de la política presupuestaria", las previsiones macroeconómicas dependen de los supuestos realizados sobre los cambios discrecionales en las políticas de ingresos y gastos públicos.
Así, indica que los supuestos incorporados en las actuales proyecciones se basan en las medidas aprobadas en los presupuestos de las distintas administraciones públicas para este año y en los planes plurianuales oficiales disponibles para 2016-2018, que contemplan medidas adicionales de control del gasto por valor de 3.500 millones de euros, de los cuales 2.000 millones se corresponden con no disponibilidades del Estado y los restantes se espera que sean adoptadas por las comunidades autónomas.