Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España no descarta intervenir en alguna entidad financiera

El gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez (i), el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias (d) y el presidente de la Federación de Usuarios de Cajas, Alberto Palacios (c), conversan instantes antes del inicio de las cuartas Jornadas sobre Singularidad de las Cajas de Ahorro Españolas, que bajo el título "Cajas de Ahorro y desarrollo regional" se celebran hoy y mañana en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. EFEtelecinco.es
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, dijo hoy que no descarta una intervención del Estado en alguna entidad financiera española si fuera necesario, tal y como ha ocurrido en otros países.
Tras inaugurar unas jornadas organizadas por la Federación de Usuarios de Cajas, Ordóñez recordó que llevamos diecinueve meses de crisis durante los cuales se han visto "en todas partes" este tipo de decisiones gubernamentales, aunque insistió en que en España "hasta ahora no ha sido necesario rescatar a nadie".
Sí admitió la existencia de un problema en el aumento de la morosidad, lo que "afecta a las cuentas de resultados de las empresas", que en cada caso deberán determinar si necesitan o no reestructurarse.
En este sentido, señaló que hay distintas maneras de abordar los cambios, una de las cuales es la fusión de entidades y otra, la reestructuración de sucursales, como ha sido recientemente el caso del Santander.
Ordóñez quiso dejar claro que el Banco de España "ni va a fomentar ni va a impulsar estas operaciones" e indicó que todo dependerá de la conveniencia de la operación y de que el sistema financiero sea sólido, "sólo faltaría -añadió- que en plena crisis las instituciones financieras no fueran sólidas".
A este respecto, señaló que "todos debemos estar contentos si los resultados de las entidades financieras son buenos", aunque matizó que "otra cosa es el reparto de esos resultados", ya que hay que tener en cuenta que la crisis es duradera y ese "reparto" no será igual que en años anteriores.
También se refirió a la "evidente" caída en la demanda de créditos y aunque admitió que "si se compran menos coches se piden menos créditos", también comprendió la actitud más cuidadosa de bancos y cajas a la hora de ofrecer financiación.
El gobernador del Banco de España se mostró convencido de que el Banco Central Europeo (BCE) reducirá en su reunión de marzo los tipos de interés en la Eurozona, actualmente en el 2 por ciento, puesto que "las expectativas de inflación están bien ancladas".
Según Ordóñez, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, "fue muy claro cuando afirmó que hay margen para los recortes", al tiempo que recordó que en este momento "nos encontramos muy lejos" del tipo cero.