Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España extiende a los consejeros no natos el régimen de incompatibilidades de los altos cargos

Durante dos años tendrán derecho a una compensación por el 80% de su sueldo siempre que no tengan otro empleo remunerado o perciban pensión
El Banco de España ha extendido a sus seis consejeros no natos el régimen de incompatibilidades que rige para los altos cargos de la institución, según una resolución del consejo de gobierno por la que se aprueba la modificación del reglamento interno de la entidad.
De este modo, al cesar en el cargo, y durante los dos años siguientes a la fecha de su cese, los seis consejeros no natos no podrán prestar servicios en entidades privadas que hayan resultado afectadas por decisiones del consejo de gobierno en las que hubieran intervenido con su voto, al igual que ocurre actualmente con el gobernador y el subgobernador.
En el caso de los consejeros que hubieran sido miembros de la comisión ejecutiva (hay dos), dicha prohibición se extenderá a la prestación de servicios en cualquier entidad privada sujeta a la regulación o supervisión del Banco de España, incluyendo las entidades españolas en el ámbito del Mecanismo Único de Supervisión.
Durante dicho periodo, los consejeros cesados tendrán derecho a percibir una compensación económica mensual igual al 80% del total de su retribuciones, salvo si su cese se hubiera producido por separación acordada por el Gobierno o si desempeñan cualquier otro puesto de trabajo remunerado en el sector público o privado, o si son beneficiarios de una pensión pública de jubilación.
El Banco de España ha publicado esta resolución, con fecha 29 de enero, con el fin de completar el régimen propio establecido para este organismo y alinearlo con los principios y criterios contenidos en la Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado, que entró en vigor el 20 de abril de 2015.
Los consejeros no natos del Banco de España, que forman parte del Consejo de Gobierno de la institución, son designados por el Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Economía y una vez oído al gobernador del Banco de España. Deberán ser españoles y con reconocida competencia en el campo de la Economía o el Derecho y tendrán un mandato de seis años, renovables por una sola vez.
Por otro lado, el nuevo reglamento interno incluye una serie de normas sobre el uso de recursos mataeriales de la institución, al objeto de que se sigan los principios de eficiencia y sostenibiidad, en particular en lo relativo a los gastos de representación y atenciones protocolarias, así como respecto de la utilización de vahículos oficiales.
La comisión ejecutiva podrá autorizar el uso de tarjetas de crédito como medio de pago de los gastos de viaje realizados por altos cargos del Banco de España en el desarrollo de sus funciones, estableciendo el procedimiento para su justificación y los límites correspondientes.