Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de Inglaterra señala al 'Brexit' como el mayor riesgo para Reino Unido

Un voto favorable a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum que se celebrará el próximo 23 de junio podría tener un impacto material en las previsiones de crecimiento e inflación para la economía británica, lo que podría provocar la intervención del Banco de Inglaterra (BoE), según ha advertido la entidad, que no descarta incluso una nueva recesión en este escenario.
"Los riesgos más significativos para las previsiones del Comité de Política Monetaria tienen que ver con el referéndum", subraya la institución, que alerta de que el 'Brexit' podría "alterar materialmente" las perspectivas de PIB e inflación y, de este modo, la política monetaria.
En este sentido, la institución señaló que un voto a favor de abandonar la UE puede frenar el consumo de los hogares y demorar la inversión de las empresas, reduciendo la demanda y provocando un incremento del paro.
Asimismo, el banco central británico considera que tal resultado en el referéndum podría causar una mayor depreciación de la libra esterlina, "quizás de forma pronunciada".
"Esta combinación de influencias sobre la demanda, la oferta y tipo de cambio podría conllevar una senda notablemente superior para la inflación de lo proyectado por el banco central", apuntó la institución, que podría verse en la encrucijada de estabilizar la inflación y por otro lado el empleo y la actividad.
A este respecto, el BoE ha añadido que las implicaciones para el sentido de la política monetaria "dependerá de las magnitudes relativas de los efectos en la demanda, la oferta y el tipo de cambio".
"Independientemente del resultado del referéndum y de sus consecuencias, el Comité de Política Monetaria adoptará todas las acciones necesarias para garantizar que las expectativas de inflación están bien ancladas", ha señalado.
De hecho, en rueda de prensa, el presidente del BoE, Mark Carney, ha indicado que en caso de concretarse el 'Brexit' sería posible que Reino Unido volviera a entrar en recesión.
Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, se ha mostrado de acuerdo con la opinión del Banco de Inglaterra, señalando a través de su cuenta oficial en Twitter que la institución "tiene razón al advertir de que salir de la UE podría causar un menor crecimiento y un incremento del empleo, lo que perjudicaría a los trabajadores".
Asimismo, el ministro británico de Finanzas, George Osborne, ha advertido a través de la misma red social que "abandonar la UE alimentaría la inflación y dañaría al crecimiento, dejando sin alternativa ganadora al BoE en los tipos de interés" y afirmó que una potencial salida de la UE haría "más pobre" a Reino Unido.