Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de Japón mantiene sin cambios sus medidas de estímulos

El consejo de política monetaria del Banco de Japón ha decidido "por unanimidad" mantener intactas sus políticas de estímulo de cara a lograr su objetivo de elevar la inflación al 2% y apuntalar el crecimiento de la economía nipona.
De este modo, la institución presidida por Haruhiko Kuroda continuará comprando bonos del Tesoro y otros valores con el objetivo de incrementar la base monetaria a un ritmo anual de entre 60 y 70 billones de yenes (424.200 y 494.900 millones de euros).
"El banco continuará con las medidas de alivio monetario cuantitativo y cualitativo, dirigida a lograr el objetivo de estabilidad de precios, tanto tiempo como sea necesario para mantenerlo de forma estable. Examinará tanta los riesgos al alza como a la baja para la actividad económica y los precios y hará los ajustes apropiados", asegura.
Respecto a su análisis macroeconómico, el Banco de Japón considera que entre el ejercicio fiscal 2014 y el ejercicio fiscal 2016 la economía japonesa es "probable" que siga creciendo a un ritmo por encima de su potencial.
Sin embargo, asume un impacto negativo por el debilitamiento del consumo previsto inmediatamente después de las dos subidas de impuestos al consumo realizadas por el Gobierno nipón. En concreto, el IVA aumentó este mes de abril desde el 5% al 8%.
Asimismo, prevé que la tasa de inflación interanual se mantenga en torno al 1,25% durante un tiempo, antes de volver a subir en la segunda mitad del año y alcanzar el objetivo del 2% en el medio plazo. "A partir de entonces, se espera que la economía de Japón cambie gradualmente a una senda de crecimiento que sustente esa inflación de una manera estable", añade.