Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de Japón mantiene los tipos de interés en el 0,1 por ciento

En la imagen, un guardia de seguridad resguarda la sede del Banco de Japón (BOJ) en Tokio, Japón. EFE/Archivotelecinco.es
El Banco de Japón (BOJ) volvió hoy a mejorar su visión de la economía nipona al término de una reunión de dos días y decidió mantener los tipos en el 0,1 por ciento, informó el instituto emisor en un comunicado.
Los ocho miembros de la Junta del BOJ aprobaron por unanimidad mantener los tipos de interés en el 0,1 por ciento, donde llevan situados desde diciembre de 2008.
El BOJ aseguró que la economía japonesa muestra señales de mejora, como en la producción industrial, las exportaciones y la inversión pública, y por ello espera que comience a recuperarse en el año fiscal 2010, que comenzará en abril de ese mismo año.
Al término de la reunión mensual de dos días, el gobernador del BOJ, Masaaki Shirakawa, dijo que la entidad emisora eliminará las medidas extraordinarias para proveer liquidez al mercado a finales de septiembre, "de modo que no distorsionen el mercado por un período innecesario de tiempo", informó la agencia local Kyodo.
"Decidiremos un momento apropiado alrededor de finales de septiembre después de examinar cuidadosamente la situación de los mercados financieros", añadió el gobernador.
"La economía va a empezar a recuperarse y la tasa de caída de los precios va a moderarse a partir de la segunda mitad del año fiscal 2009", que comenzó en abril, informó el BOJ en su comunicado.
El BOJ mejoró en mayo la evaluación económica por primera vez desde julio de 2006, año en el que decidió poner fin a su política de tipos de interés cercanos a cero.
No obstante, la institución monetaria recordó que las condiciones financieras continúan siendo difíciles y señaló que la demanda interna ha seguido cayendo y se ha visto acompañada de un aumento del desempleo.
En su informe, el BOJ indicó que espera que Japón recupere la senda del crecimiento sostenido a largo plazo, aunque mantiene ciertas reservas por la incertidumbre sobre la evolución de la economía global.