Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco Mundial nombra como consejero delegado de su división financiera a un ex directivo de Goldman Sachs

El Banco Mundial ha nombrado como vicepresidente y consejero delegado de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), entidad dependiente de la institución encarga de invertir en el sector privado para promover el desarrollo, a Jin-Yong Cai, un ex directivo de Goldman Sachs de nacionalidad china con más de 20 años de experiencia en la industria de los servicios financieros y el desarrollo.
Antes de su nombramiento, que se hará efectivo el próximo 1 de octubre, Jin-Yong ocupaba el puesto de consejero delegado de Goldman Sachs Gao Hua, una 'joint venture' de la entidad en China, puesto desde el que ha estado "ampliamente implicado" en la gestión global de Goldman a través de su presencia en varios comités.
El Banco Mundial destaca que Jin-Yong ha adquirido en estos años una amplia experiencia en varios productos financieros y cuenta con un historial probado de gestión de operaciones de alta complejidad, demostrando un "buen juicio" en la toma de riesgos y estableciendo profundas relaciones con clientes de mercados tanto desarrollados como en desarrollo de todo el mundo.
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, se mostró encantado de que un profesional del nivel de Jin-Yong haya decidido aportar su "considerable talento" a la Corporación Financiera Internacional.
"Con su amplio conocimiento de los mercados financieros globales y del clima de inversión, ayudará a identificar inversiones estratégicas y sólidas en el sector privado y alianzas público privadas que ayudarán a reducir la pobreza y a crear una mayor prosperidad para los ciudadanos del mundo desarrollado", agregó.
Por su part, Jin-Yong, que comenzó su carrera en el Banco Mundial y también trabajó en Morgan Stanley, señaló que el sector privado juega un "papel vital" a la hora de crear prosperidad y erradicar la pobreza en los países en desarrollo. "Mucho más se puede hacer, y espero trabajar con todos los accionistas y clientes del IFC, basándose en su impresionante historial", agregó.
La IFC es un organismo dependiente del Banco Mundial encargado de promover el desarrollo sostenible del sector privado en los países en desarrollo, para fomentar el progreso económico alentando el crecimiento de empresas productivas y mercados de capital eficientes en los países miembros.