Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Banco de Valencia cambia su organigrama para facilitar la segregación de activos tóxicos

Banco de Valencia ha aprobado en su junta de administradores el nuevo organigrama de la entidad, que reduce los eslabones jerárquicos de la entidad para aumentar su rapidez en la toma de decisiones, según informó el banco.
El nuevo organigrama mantiene a José Antonio Iturriaga --designado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) tras la intervención-- como director general.
Con esta reestructuración, la entidad busca además "favorecer y mejorar los procesos de seguimiento del riesgo" y la gestión de los procesos necesarios para la segregación de los activos tóxicos, de tal modo que el banco resultante sea "una franquicia atractiva".
También pretende "dar un nuevo impulso a la actividad comercial, con el lanzamiento de nuevos productos financieros y un completo programa de formación, a la vez que se refuerzan las funciones relacionadas con la gestión y seguimiento del riesgo crediticio".
Se trata de una nueva división de funciones más ejecutiva y cercana a la gestión, lo que permitirá una mayor rapidez en la toma de decisiones, con la reducción del número de eslabones jerárquicos.
Banco de Valencia ha explicado que este organigrama se enmarca dentro de un plan de acción a medio plazo cuyo objetivo es "potenciar la solidez del banco, haciéndolo más competitivo y comercial, con una clara voluntad de servicio y acercamiento a la clientela". Así, busca reforzar la atención de ciertas necesidades específicas de la clientela, consolidar el negocio actual y captar nuevos negocios.
REESTRUCTURACIÓN DE LA RED DE OFICINAS.
En el área de Recursos Humanos destaca el diseño de un completo plan de formación de los profesionales de Banco de Valencia para el desarrollo de sus funciones y se ha elaborado un detallado plan de reestructuración de la red de sucursales, que en una primera fase podría suponer el cierre de unas 40 oficinas, aunque "con escaso impacto laboral".
Durante el ejercicio 2013, ha indicado la entidad, se realizará otra evaluación de la red que podría implicar el cierre de hasta 60 más. El objetivo de esta reestructuración es "concentrar la actividad en oficinas de mayor tamaño, con más eficiencia, para ofrecer un mejor servicio a los clientes y optimizar la operatividad" de las mismas.
GESTIÓN DE LA CARTERA DE RIESGO
En el marco de la gestión de riesgos crediticios, se ha diseñado el nuevo organigrama con el objetivo de "favorecer y mejorar los procesos de seguimiento del riesgo, agilizando su recuperación y la venta de adjudicados, así como la gestión de los procesos necesarios para la segregación de los activos tóxicos, para que el banco resultante sea una franquicia atractiva".
Además, se ha reajustado la estructura del Banco de Valencia con directivos internos de reconocido prestigio y profesionalidad procedentes del grupo, que también mantendrán sus funciones y compromisos en las empresas participadas. Tras la presentación de este organigrama, los directivos siguen trabajando en el detalle de las líneas de trabajo del Plan Estratégico a medio plazo.
PROTAGONISTAS DEL NUEVO ORGANIGRAMA
El nuevo organigrama está formado por José Antonio Iturriaga, Ferran Viladomat, Margarita Reyes y José Vicente Morata en la Junta de Administradores, por Esther Devís como responsable de la Auditoría y Control Interno y por el propio Iturriaga en la Dirección General.
Por áreas, dirigirá la de Grandes Clientes Víctor Beristain, mientras que Juan F. Germán y Miguel Gramuntell se ocuparán de Red Comercial y Desarrollo de Negocio, respectivamente. Asimismo, Francisco Egea se pondrá al mando de Inversiones; Juan Lozano, de la Tesorería y Mercado de Capitales, y Celestino Aznar dirigirá el área de Participadas.
Al frente de Recursos Humanos estará José Manuel Piera; en Intervención y Contabilidad ha sido designado Agustín Melchor Ibáñez; en Recuperaciones y Adjudicados, Jorge Rodríguez; en la Unidad de Gestión de Activos Singulares (UGAS), Felipe Monzó, y al frente de la Asesoría Jurídica estará Enrique Beaus.