Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bank of America gana un 11% más en el segundo trimestre

Bank of America Merril Lynch (BofAML) obtuvo un beneficio neto atribuible de 4.908 millones de dólares (4.249 millones de euros) en el segundo trimestre de 2017, lo que representa un incremento del 11% en comparación con el mismo periodo de 2016, según informó la entidad.
La cifra de negocio del banco alcanzó entre abril y junio los 22.829 millones de dólares (19.765 millones de euros), un 7,2% más, con un aumento del 8,6% de los ingresos por intereses netos, hasta 10.986 millones de dólares (9.510 millones de euros).
Asimismo, Bank of America informa de que las provisiones por riesgo de crédito de la entidad en el segundo trimestre sumaron 726 millones de dólares (628 millones de euros), un 25,6% menos.
En el conjunto de los seis primeros meses del año, la entidad obtuvo una beneficio neto de 9.262 millones de dólares (8.018 millones de euros), un 24,5% más, mientras que la cifra de negocio aumentó un 7,1%, hasta los 45.077 millones dólares (39.019 millones de euros).
El consejero delegado de BofAML, Brian Moynihan, ha destacado que, pese al "modesto" crecimiento económico del 2%, la entidad ha registrado "uno de los trimestres más fuertes de su historia" y ha subrayado que todos sus negocios han presentado "sólidos resultados" y han marcado "varios nuevos récords".
En concreto, ha remarcado que ha alcanzado su objetivo de ratio de eficiencia del 60% y que ha seguido gestionando "cuidadosamente" su riesgo crediticio "en línea con un crecimiento operativos. Además, ha señalado que estos resultados apoyan su plan de devolver 17.000 millones de dólares (14.715 millones de euros) a los accionistas en los próximos cuatro trimestres, incluido un aumento del 60% del dividendo trimestral.